sábado, 24 de noviembre de 2018

NEITH, DIOSA PRIMORDIAL EGIPCIA CONOCIDA COMO "LA DAMA DE OCCIDENTE"


Neith es una deidad egipcia que entre sus nombres ha recibido el de “Dama de Occidente”, la cual pasó a ser identificada en el periodo griego con Atenea, la diosa de la Sabiduría.

Cercana a los hombres, a los que transmite sus inventos entre ellos el tejido, Neith fue considerada una diosa primordial, una diosa Madre en cuyo seno se refugian los iniciados en sus Misterios, que son los del Cosmos. Un Texto de Plutarco recogido en el Templo de Neith, en Sais, dice:

“Soy todo lo que ha sido, lo que es y todo lo que será. Ningún mortal ha sido capaz de alzar el velo que me cubre”.
La imagen está recogida por Champollion en sus visitas a las tumbas egipcias, a las que le llevaron sus investigaciones, que culminaron en 1822 al descifrar la Piedra Rosseta.
https://www.facebook.com/memoriadecaliope/

jueves, 8 de noviembre de 2018

LAS TESMOFORIAS, FIESTAS FEMENINAS EN HONOR A DEMÉTER, LA DIOSA MADRE



El relato sagrado o hieros logos, de la leyenda de Deméter y Perséfone, como ya hemos indicado no sólo es el eje en torno al cual se realizan las ceremonias de iniciación a los Misterios de Eleusis, sino que toda la comunidad tomaba también parte, pues además de los ritos secretos donde sólo participaban los iniciados, existían en Grecia otros actos populares que entre otras cosas estructuraban el tiempo y también el espacio, es decir que ordenaban el calendario con grandes celebraciones en honor a las diosas. Tanto los ritos secretos como los populares estaban igualmente asociados a los ciclos agrarios, que por ser duraciones universales han sido celebrados desde siempre por todos los pueblos antiguos. Federico González dice que estos
"ritos agrarios, y en general todos los mitos y símbolos vinculados a la naturaleza (y sus ritmos y ciclos), constantemente la sacralizan al tomarla como la manifestación del Ser y además su esposa, reflejo invertido de la divinidad, en la que ésta se expresa de modo inmanente. En particular están ligados a la ronda de las estaciones: la paralización y anquilosamiento del invierno, el despertar mágico de la primavera, la riqueza fructífera del verano y la melancolía del otoño" .
Los ritos de Deméter, la diosa a la que también se llamaba dispensadora de las estaciones, eran actos festivos multitudinarios que a pesar de que experimentaron ciertas modificaciones a lo largo del tiempo (20 siglos) siempre conservaron dos fases principales: la desaparición de Perséfone y su retorno a la luz.


Unas de las fiestas que tenían que ver con la fertilidad y en las que sólo participaban las mujeres, eran las denominadas Tesmoforias que se inauguraban en Atenas todos los años en otoño, después de la siembra, con una romería en la que las participantes actuaban en calidad de legisladoras de la ley de Deméter, lo cual está en relación con el propio epíteto de la diosa que justamente es Tesmóphoros, esto es "Legisladora". Estas ceremonias duraban tres días. El último de luna nueva y total oscuridad se vivía como el duelo por el drama del rapto de Perséfone. 

Estas ceremonias tenían antecedentes en ciertos ritos egipcios de oscuridad, sequía y de esterilidad de la tierra, en ellas los sacerdotes también celebraban ritos lúgubres para representar el luto de Isis, la diosa viuda de Osiris. En dicho acto sagrado se cubría la cabeza de una vaca con un paño negro, pues sus cuernos son como la tierra una copa baldía de no recibir del cielo la luz y el agua para germinar.

 ***
Fragmento del capítulo: "Un Ritual Iniciático y otro Popular"  de nuestro artículo titulado "En Pos de Deméter", publicado hace unos años. Dejo más abajo los datos de esa publicación y otras anotaciones.

Pintura: Las Tesmoforias, de Lawrende Alma-Tadema (1836-1912).
Vasija griega con una representación de las Tesmoforias Áticas, 550 a.C.
Texto:Mª Ángeles Díaz. En Pos de Deméter. Publicado en el monográfico de la Revista Symbolos. Arte - Cultura - Gnosis, número 27-28. -ISSN 1562-9910- Dedicado a "Lo Femenino, la Mujer".
Se ha citado: Federico González. Los Símbolos Precolombinos, cap. VIII: "La Iniciación". Editorial Kier. Buenos Aires, 2003.

martes, 6 de noviembre de 2018

SAFO, COMPAÑERA DE AFRODITA Y ALIADA DE LAS MUSAS Mª Ángeles Díaz



La pintura es de Miquel Carbonell y Selva, un pintor catalán nacido en 1854 en Molins de Rei, un pueblo del entorno de Barcelona. Recuerdo haber leído entonces sobre los antecedentes pictóricos de este artista y la relación que mantuvo con el literato y político Víctor Balaguer, hasta el punto que se da por seguro que fue esta relación la que inspiró al pintor a elegir la figura de Safo para esta pintura literaria.

Carbonell había retratado a la poetisa en actitud enérgica, como dominando las aguas sobre un acantilado. Se trata de un óleo sobre tela de 1881, de un tamaño considerable (250 x 170 cm.), cuyo título es Musa calmando la tempestad o Safo lanzándose al mar. 

Verdaderamente la figura de Safo en este lienzo parece estar domesticando las aguas, incluso dialogando apasionadamente con el mar, tal vez haciendo algún conjuro para atraer el calor y la alegría de Afrodita. Lo cierto es que Safo conoció el escenario agreste que ofrecen los riscos de Andros, isla a la que estaba vinculada por su matrimonio con un tal Kerkilas, rico comerciante con el que tuvo una hija de nombre Kleis, como la madre de Safo. Precisamente uno de los poquísimos fragmentos que se ha conservado de la obra de la poetisa son unos versos llenos de amor que dedica a su hija.

Tengo una hermosa hija
quien tiene para mí
la esplendente belleza de una flor de oro, mi amada Kleis,
no la cambiaría ni por todas las riquezas de Lidia.
Ni tan siquiera por la hermosa isla de Lesbos.

(Autor sin identificar) 

sábado, 3 de noviembre de 2018

El Ponte Vecchio de Florencia, un lugar del corazón de Occidente (Pinacoteca Simbólica)

Poente Vecchio. Antonietta Brandeis 1849-1920.

Si como se ha dicho “un cuadro es una ceremonia congelada”, el Puente Vecchio de Florencia, aquí representado, es el escenario más representativo de la gran ceremonia ritual que vivieron Dante y los Fieles de Amor, pues fue en este lugar donde Dante se enamoró de la Belleza que, para sus de joven de poeta, se había encarnado en la figura de Beatriz.

Por este puente sobre el río Arno pasearon Marsilio Ficino y sus amigos de la ciudad celeste,  Pico de la Mirandola, Angelo Poliziano, Francesco Bandini, los Medici, Isabel d'Este y todos los que "remando en una misma dirección", lograron esa utopía que se llamó Renacimiento y cuyos valores siguen siendo lo más sólido que aún tenemos en nuestra cultura. Mª Ángeles Díaz 

Nota: Este cuadro apareció en una exposición de la Sala de subastas Christie's 



viernes, 2 de noviembre de 2018

Mitos y Símbolos Culturales del Ciclo Heroico. Francisco Ariza (Vídeo)

La enseñanza de los mitos heroicos, y su épica ejemplar, forman parte de un conocimiento que, a distintos niveles, se ha mantenido vivo en la memoria de la cultura de Occidente, hasta nuestros días. Conferencia en la Biblioteca Pública Arús de Barcelona. 30 de Octubre de 2018.



Video-Arte-Documental

miércoles, 31 de octubre de 2018

LAS VESTALES CUIDADORAS DEL FUEGO DEL HOGAR





                                                
Las Vestales eran las sacerdotisas que en la antigua Roma, como lo habían hecho antes en Grecia, se ocupaban exclusivamente de mantener encendido el fuego sagrado del hogar, es decir que permaneciera viva la llama del amor en tanto que esencia de la vida, un cuidado que estaba consagrado únicamente a Hestia, siendo el culto a esta diosa el que daba inicio a todos los demás ritos.

Platón, en el Cratilo, señala que la razón de esta primacía se debe a que mientras los otros dioses van y vienen del Olimpo, sólo Hestia permanece inmutable en el centro de la tierra y que eso, "Esencia", ousia, es lo que significa Hestia. 

"Antes que a todos los dioses es a esta diosa a quien primero deben celebrar sus sacrificios los hombres que consideran a Hestia la esencia de todas las cosas." M.A.D.

Imágenes: 
En el Templo de Hestia. Grabado de 1915
Templo de Vesta Óleo de 1902


domingo, 28 de octubre de 2018

MNEMOSYNE, DIOSA DE LA MEMORIA, Y SUS NUEVE HIJAS, LAS MUSAS. Fotogramas de todas ellas. MÁS VÍDEO.

En la Tradición Hermética siempre se ha invocado a estas diosas como un acto teúrgico que posibilite la recuperación de la memoria de nuestra identidad verdadera. En este vídeo nos hacemos eco de esta doctrina tradicional y su operatividad en el alma humana, señalando ciertas claves simbólicas por medio de las cuales las Musas revelan sus artes y ciencias de la reminiscencia.
















Bibliografía:
-Las Musas. Walter  F. Otto.
-Simbolismo y Arte.  Federico González ISBN 9788495399526 Editorial Libros del Innombrable
-Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha.  Federico González y Colaboradores:
. En Symbolos 25-26 (ISSN 1562-9910) También en:
http://introduccionalsimbolismo.com/Programa_Agartha.pdf
Ver más: Las nueve musas griegas

viernes, 26 de octubre de 2018

miércoles, 24 de octubre de 2018

MITOS Y SÍMBOLOS CULTURALES DEL "CICLO HEROICO". Francisco Ariza


Desde este espacio tengo el gusto de informar de esta nueva conferencia de Francisco Ariza, titulada: "Mitos y Símbolos del Ciclo Heroico",  que tendrá lugar el día 30 de Octubre de 2018 en la Biblioteca Arús de Barcelona.

Para los que estáis interesados y no podáis asistir también se grabará y se pondrá en el canal de La Memoria de Calíope, al que os invito a suscribiros:
https://www.youtube.com/channel/UCMFDA-tw5BFRZC5jO6nWAIQ?view_as=subscriber

Un saludo cordial.
Mª Ángeles Díaz

viernes, 12 de octubre de 2018

El Simbolismo de la Historia. Libro de Francisco Ariza.



Ariza, Francisco: El Simbolismo de la Historia. Una Perspectiva Hermética de la Tradición de Occidente. Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza 2018. 456 págs., 42 en color.
Hemos leído recientemente el libro del Sr. Ariza: El Simbolismo de la Historia. Una 

Perspectiva Hermética de la Tradición de Occidente, una lectura rápida pues, por un lado, despertó completamente nuestro interés, por otro, el libro se deja leer con facilidad, pese a la gran cantidad de información que presenta y al nivel de despersonalización y altura de miras que promueve.

Es un recorrido por la Historia europea desde el año 8oo con el nacimiento del Sacro Imperio y Carlomagno, hasta el siglo XVII con la retirada de los Rosacruces a Oriente.
Ocho intensos siglos de los que se trazan líneas maestras que permiten al lector acercarse a la comprensión del latir interno de la verdadera historia y de los actores que desfilaron por el escenario del poder en distintos espacios a la vez que a diferentes niveles.

Para ayudar a la comprensión de estos hechos históricos, el autor dedica los seis primeros capítulos a hablar de la Metafísica de la Historia. Por ejemplo: “Hermes ‘Guía de los pueblos’”, “la Providencia y el Destino”, o “Roma y la Idea de Imperio” son tres de esos capítulos.

Una vez expresado el punto de vista en que se sitúa pasa a recorrer la historia de esos ocho siglos. Son muchos los autores que vienen en su ayuda, comenzando por Dante y su Monarquía. Y no podemos dejar de presentar aquí una de las citas recogidas en el libro:


"Yo me admiraba antes de que el pueblo Romano hubiera llegado sin ninguna resistencia hasta el límite de la Tierra; porque, mirando superficialmente, suponía que lo había obtenido no por su derecho, sino solamente por la fuerza de las armas. Mas cuando hundí los ojos hasta el tuétano y por eficacísimos signos conocí en ello la acción de la Providencia, cedió mi admiración y sobrevino en mi un cierto desprecio irónico, al saber que las naciones se irritaban contra la preeminencia del pueblo Romano ( … ) Amando la paz universal y la libertad, ese pueblo santo, piadoso y glorioso, aparece constantemente desdeñoso de la molicie y el provecho egoísta para procurar la salud común del género humano. Por lo que se ha escrito bien lo siguiente: 'La fuente del imperio Romano es la piedad'”. (Dante, De la Monarquía II).

La comprensión cabal de la Idea de Monarquía Universal, que es la del Imperio Romano y la del Sacro Imperio que rigió la Europa de la Edad Media, con mejor o peor fortuna, es capital para comprender la vivificación de la tradición en esas tierras; hecho que posibilitaron aquellos que comprehendiendo estas ideas se pusieron en manos de la Providencia para cumplir un Destino en que ambos se unían.

Sitúa Francisco Ariza las piezas maestras del tablero histórico europeo: Dante, los Fieles de Amor, la Fede Santa, el legado Artúrico, las Ordenes de Caballería y un largo etc. Siguiendo con el Humanismo, el Renacimiento y el florecimiento Hermético que le siguió.
Otro punto a destacar, aunque hay muchos, es la exposición de la autoridad del Emperador y la del Papa no dependiente ni subordinada la una a la otra; una colaboración en situación de igualdad, la imagen del Papa Pío II Piccolomini y el emperador Federico III (incluida en el libro) la expresan perfectamente.

El emperador no era simplemente un “jefe temporal” ni competía con los reyes por el dominio de un determinado territorio, sino que era el representante de una entidad, el Sacro Imperio, cuyo fin no era otro que instaurar en la tierra una imagen de la Ciudad Celeste. Su autoridad reposaba por tanto en el carácter espiritual de su cargo, que es el que legitimaba cualquier función temporal y política que pudiera ejercer. (pág. 142 del libro)

La Idea de Imperio, y el imperio mismo (con sus más y sus menos), comienza en Europa con Carlomagno y finaliza con Rodolfo II, aun cuando continuara el Sacro Imperio Romano Germánico dos siglos más. Rodolfo II encumbró a Praga convirtiéndola en hogar de hermetistas, astrólogos, alquimistas, matemáticos y de cuanto verdadero artista llegó a ella. Los Manifiestos Rosacruz (1) son luz emanada de ese centro visible que hubieron de abandonar una vez que con la muerte de Rodolfo en 1612 cayó el ambiente propicio y se impusieron la intolerancia y la discordia.

Hasta aquí esta breve reseña de un libro inspirado que merece estar en la biblioteca de los amantes de la Historia y la Metafísica. Muchas gracias al autor por su trabajo.
M. V. Espín


(1) Los Manifiestos Rosacruz, atribuidos a Juan Valentín Andrae, como es sabido, fueron lanzados al aire el primero en Cassel, 1614 (Fama fraternitatis), y el segundo al mismo tiempo en Cassel y Frankfurt, 1615 (Confessio fraternitatis).

El Simbolismo de la Historia. Una Perspectiva Hermética de la Tradición de Occidente, Francisco Ariza. Editorial Libros del Innombrable Zaragoza 2018. 978-84-92759-93-4.


Cartel de presentación donde como se indica los patrocinadores son Libros del Innombrable, Revista Symbolos, y Alibri librería. 

"Libros del Innombrable", que también publica una nota.

También recogimos algunas palabras de los asistentes que se acercaron a la mesa a felicitar al autor, o le escribieron mensajes. Todo ello lo publicamos aparte en nuestra cadena de Video.Arte documental

Asimismo completamos el post diciendo que el libro está dedicado a la memoria Federico González, que conoció el libro y tuvo ocasión de emocionarse con con él, y a René Guénon, los dos pilares que conforman el pensamiento que guía la obra de este autor, como él mismo dijo. 

Participan en esta presentación, por orden de intervención  
Raúl Herrero, Editor
Mª Ángeles Díaz,
y el autor: Francisco Ariza 
https://youtu.be/niy_uri8mMA

Vídeo de la presentación en la librería Alibri de Barcelona, realizado por La Memoria de Calíope, Canal de Video-Arte Documental dirigido por Francisco Ariza.

https://www.youtube.com/channel/UCMFDA-tw5BFRZC5jO6nWAIQ?view_as=subscriber


lunes, 8 de octubre de 2018

SIMBOLISMO MUSICAL. Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha. Federico González y Colaboradores

Texto y Video.

"Se sabe que antes de hacerlo por el aire, el sonido se propaga por el éter; este quinto elemento o quintaesencia hermética, es el origen de los cuatro restantes. 

Por su extrema rarificación inmaterial, superior a la del fuego, con el que a veces se lo identifica, el éter es el vehículo por excelencia de la luz inteligible y el sonido inaudible, cuya naturaleza vibratoria hace ser a todos los elementos una sola y misma cosa, antes de diversificarse a través de los sentidos hasta el mundo exterior. 


Por su extrema plasticidad, pureza, y receptividad absolutas, la Tradición también ha asimilado simbólicamente este elemento al agua, la sustancia universal. De ahí que la concha marina, cuya forma nos recuerda al yoni femenino y a la oreja humana, sea el representante unánime (como las conchas de agua bendita de los templos cristianos) del poder purificador, productivo y "generativo" de este supraelemento divino. 


Es de sobra conocida la leyenda que hace de las conchas las conservadoras del sonido del mar. Esta propagación se realiza en forma ondulatoria, de lo que la espiral es símbolo por excelencia. Diremos además que este símbolo está estrechamente vinculado al logaritmo pentagramático del crecimiento de los seres vivos, lo que explica la estructura espiral misma de las conchas y caracoles, así como la del ácido desoxirribonucleico que preside la cadena genética, y también otros muchos ejemplos que omitiremos de momento. 


La medicina pitagórica atribuía a la música un poder terapéutico por excelencia. De ello también nos da referencia la Alquimia, cuando hace coincidir los centros musicales con los centros sutiles, y éstos con las octavas del microcosmos humano. Así vemos cómo la música, encarada desde una perspectiva sagrada, es mucho más de lo que parece. Y también que las naturalezas del tiempo y el espacio, del agua y el fuego, unidas indisolublemente en el éter, origen de su vida, siendo fundamentalmente distintas, se tocan en un punto en donde, sin confundirse, se funden en una Armonía Unica y Universal. Sócrates, en boca de Platón, confirma a las Musas como las primeras protectoras del arte de la música, de quienes ella recibió su nombre. 


Como ya hemos afirmado, el tiempo y el espacio se relacionan mutuamente a través del movimiento, y éste no es sino la expresión dinámica o rítmica de una armonía cuyos modelos son los números. Ritmo y proporción, 16 asimilados respectivamente al tiempo y al espacio, son la métrica por la cual ambos quedan recíprocamente ordenados, conformando la presencia viva de aquella misma armonía que se da por igual en el cielo y en la tierra. La propia geometría (geo = tierra, metría = medida) que ordena idealmente el espacio, está virtualmente implícita en la música como relación métrica de sus intervalos. Armonía, número y movimiento son pues términos equivalentes y mutables entre sí, en cuanto se refieren a una misma realidad, ya sea la arquitectura sutil y musical del cosmos, el ritmo respiratorio, las pulsaciones del corazón o el compás alterno de las fases diurna y nocturna del día. 


El hombre especialmente recibe con más intensidad que ningún otro ser terrestre el ritmo pulsatorio de la existencia, lo cual, en un sentido, lo convierte en el más capaz de reproducirlo. De naturaleza musical está hecha el alma humana y su inteligencia, ya que son ellas las que captan las sutiles relaciones entre las cosas; la maravillosa articulación que a todas las mantiene unidas, con sus matices, en un todo indivisible que se va revelando a medida que la unidad y la armonía se imponen a nuestro caos particular. 



En el hombre, como en un pequeño instrumento en manos de un músico invisible, según se nos dice en el hermetismo antiguo y del Renacimiento, se dan cita todas las potencias, virtudes y ritmos del universo, homologadas o en diapasón con la naturaleza de su estado. Sin embargo no siempre es consciente de ello, ya que su diapasón particular no está en general ritmado al tono universal".


Fuente del texto:
Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha, de Federico González Frías y Colaboradores. Publicado en la Revista SYMBOLOS Arte-Cultura Gnosis, 25-26 (Issn 1562-9910)También se encuentra íntegro en el siguiente enlace: http://introduccionalsimbolismo.com/Programa_Agartha.pdf 


Dioniso. Un Niño Dios Criado por las Ninfas y los Silenos


Dioniso es otro de los grandes dioses venerados en todo el mundo grecolatino quien pasó a ser conocido también con el nombre de Baco. Su culto se extiende por todas las regiones del Mediterráneo aunque es Nisa el lugar que se da como cuna de su nacimiento. Sin embargo esta ciudad de Nisa no deja de ser sino un lugar mítico ubicada tanto en el Parnaso, como en el Helicón, en Delfos, Eleusis, Tebas, Eubea y otras varias regiones.

En realidad se dice que el nombre de Nisa proviene de Dio-Niso o Nisa Divina, como la llama Homero en una de sus rapsodias, es decir que estas diferencias en cuanto a los lugares de su nacimiento, designan sitios donde este dios era venerado por ser uno de sus dioses fundadores, como lo era Deméter, ambas deidades completamente impregnadas de un simbolismo vinculado con los distintos aspectos de la agricultura, a la que nos hemos referido como agricultura celeste, pues no sólo es la semilla al salir a la luz haciendo florecer los campos lo que anuncia el regreso de Perséfone sino que una estrella, la más brillante de la constelación de Virgo llamada Spica (Espiga) aparece en el cielo anunciando el acontecimiento de la Primavera.

Y otra estrella de la misma constelación, Vindemiatrix, asciende en el cielo justo en el momento en que las uvas ya están a punto para ser cosechadas. Es por eso que el nombre popular dado a esta estrella es "la vendimiadora." (Facebook de la autora: https://www.facebook.com/maangeles.diaz


En Pos de Deméter. Mª Ángeles Díaz (Fragmento). Contribución al número 27-28 de la Revista Symbolos.

jueves, 4 de octubre de 2018

Las Nueve Musas. Diosas de la Memoria V

Aquí os dejo otra de las imágenes del Vídeo de La Memoria de Calíope

LAS NUEVE MUSAS DIOSAS DE LA MEMORIA
Ver Video- https://youtu.be/kiHpnoZJPJQ


Imagen Sarcófago siglo II a.C.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Las Nueve Musas Diosas de la Memoria IV

Aquí os dejo un acceso al último Vídeo de La Memoria de Calíope
Video-Arte Documental
LAS NUEVE MUSAS DIOSAS DE LA MEMORIA

Pinacoteca Simbólica. Magdalena Leggente. Leonardo da Vinci

Maddalena leggente.

Este cuadro, atribuido a Leonardo da Vinci, representa la figura de María Magdalena leyendo un libro, aunque es mucho más que un retrato pues constituye un símbolo perfecto de cómo los hermetistas del Renacimiento, hombres y mujeres, le restituyeron a esta discípula y amiga de Cristo su auténtico papel de mujer intelectual. Y así la pintaron también, Corregio, Van de Weyden entre otrosartistas que no vieron en ella a una "santa", sino a una Venus absorta en el estudio.


Las Nueve Musas. Diosas de la Memoria. Vídeo (La Memoria de Calíope)

Me gusta