martes, 12 de junio de 2018

LA MEMORIA DE CALÍOPE . RESUMEN GRÁFICO PRIMER ANIVERSARIO


Compartimos el cartel con el resumen gráfico de las actividades llevadas a cabo por la "LA MEMORIA DE CALÍOPE, un espacio dedicado al Arte y la Cultura como Vías de Conocimiento"

En fin, en este cartel se recoge una muestra de lo que hemos realizado Francisco Ariza y yo misma después de un año, aunque hemos contado con la colaboración de un precioso equipo de amigos que nos han ayudado en más de un sentido. 



sábado, 28 de abril de 2018

Taller de Lectura: "La Obra de Federico González Frías. Simbolismo - Literatura - Metafísica" de Francisco Ariza




Compartimos con todos los amigos de este blog algunas de las entregas del libro que Francisco Ariza dedica a la obra de Federico González Frías, y que el autor viene publicando desde hace meses en una página de Facebook. 

El libro es una oportunidad para introducirse en la Vía Simbólica a través de temas fundamentales que son justamente los que Federico ha desarrollado en su obra.

Leemos: 

"Ya desde el primer capítulo de El Simbolismo de la Rueda, nuestro autor comienza hablando precisamente del símbolo y de la ciencia que lo estudia, la Simbólica, o la Simbología. Sin embargo, su “definición” la da en el último capítulo de dicha obra, el IX, donde afirma que la Simbólica jamás ha estado:


Sujeta a la sistematización, ni a la manía clasificatoria de la epistemología (…) En verdad, la simbólica es una ciencia de estructuras, una ciencia arquetípica, una ciencia de ciencias.
Tan alto concepto de la Simbólica, y del símbolo, reside en el hecho de que este siempre ha sido el núcleo y la estructura didáctica de la Ciencia Sagrada, que se ha ido actualizando permanentemente en conformidad con la naturaleza cualitativa del tiempo manifestado en cada momento histórico. Esto es precisamente lo que diferencia a la Simbólica de la epistemología, que nace en el ámbito universitario moderno sin relación directa con ningún tipo de tradición arraigada en la Filosofía Perenne, descrita por Federico en otro lugar de su obra como una auténtica “panacea universal que diese respuesta a todas nuestras preguntas”. Es muy importante entender este matiz, pues no es posible conocer la verdadera naturaleza del símbolo y su potencia transmisora si lo desligamos de la Ciencia Sagrada o Filosofía Perenne, de la que él es el vehículo y el soporte, o sea de una cadena de testificación tradicional que, en el caso de Occidente -y esto lo subraya siempre Federico- no es otra actualmente que la Tradición Hermética, de largo linaje por otro lado.

El símbolo es, pues, el vehículo del Conocimiento, de la Gnosis. No es ese Conocimiento, sino un medio para llegar a él. Esa es su función, nada más, y nada menos:


Todos los seres y las cosas expresan una realidad oculta en ellos mismos, la cual pertenece a un mundo superior, al que manifiestan, y son el símbolo de un mundo más amplio, más realmente universal, que cualquier enfoque particular y literal, por más rico que éste fuese. En verdad la vida entera no es sino la manifestación de un gesto, la solidificación de una Palabra, que contemporáneamente ha cristalizado un código simbólico.
Con estas palabras comienza el libro de la Rueda, hablando directamente de la existencia en el mundo y en el hombre de realidades más sutiles y universales, lo cual supone un reto y la posibilidad de emprender un viaje para su conquista, o sea la aventura del Conocimiento. Este es el objetivo, si así pudiera decirse, de esta Enseñanza: encontrar en uno mismo ese mundo, esa “realidad otra”, que pudiera sacarnos de las limitaciones y condicionamientos impuestos por la individualidad, que por el hecho mismo de ser un reflejo de lo universal no tiene en sí misma su razón de ser.

Justamente esto, y no cualquier veleidad new age y “pseudo-esotérica”, o de esos grupos cada vez más abundantes de “amigos del misterio”, es lo que toda enseñanza iniciática promueve: ir a la causa y al principio de las cosas. Y siempre se partirá del estado en que el ser se encuentra, en este caso el estado humano individual. De la ignorancia condúcenos al Conocimiento, nos dicen todas las tradiciones sapienciales. Tomar conciencia de este hecho es de alguna manera empezar un proceso donde, sin embargo, todo está por hacer:


Tienes que hacerlo todo, instaurar una creación, un orden, una civilización, un lenguaje y un espacio absolutamente nuevos.

Estas palabras de Federico las encontramos en ese inmenso poema alquímico que es En el Vientre de la Ballena (llevada al teatro por él mismo bajo el título En el Útero del Cosmos), y que describen perfectamente el momento en que se halla el ser cuando, tras haber caído el primer velo de la ignorancia descubre una perspectiva de las cosas antes insospechada, y que le ofrece la oportunidad de empezar conocer otros estados de su conciencia más sutiles y menos condicionados. En efecto, tienes que hacerlo todo de nuevo porque nada es lo que parece en este mundo de apariencias, el que Platón ha descrito como una “caverna” habitada por sombras e iluminada por una luz que no está en ella sino que procede del mundo arquetípico.

Se han de invocar, pues, esas ideas-fuerza que “están en nosotros” como dice el Evangelio (“El Reino del Padre está dentro de vosotros”), y que toman nombres de dioses, númenes, ángeles, de entidades sutiles, todos ellos intermediarios, como el propio símbolo. Esa invocación del Mundo Inteligible es de hecho entrar en contacto directo con su influjo espiritual. Los símbolos, por un lado, velan su contenido a través de sus formas, cualquiera que estas sean, pero por otro, y una vez nuestra mirada ha penetrado más allá de lo aparente y periférico, nos revela ese contenido en todo su esplendor. Por lo tanto el símbolo no nos es ajeno, y la mente humana no tiene otra manera de aprehender las ideas si no es a través de su representación mediante las formas y las imágenes simbólicas; y más aún: el símbolo está ya incorporado y es parte constitutiva de nuestra identidad, o, como afirma Federico, consubstancial a nuestro ser". (Continuará).

Obras citadas, ambas de Federico González El Simbolismo de la Rueda y En el Vientre de la Ballena (llevada al teatro por él mismo autor, bajo el título En el  Útero del Cosmos).

Foto: Cartel de una de las últimas presentaciones del libro.
                 

martes, 24 de abril de 2018

"Oculto". 2º Grado de la iniciación Mitraica (La Memoria de Calíope)


El Segundo grado iniciático de la Cosmogonía mitraica se llama "Oculto", también Nymphus, Novio... Simboliza a aquél que con amor se entrega a realizar una vía de Conocimiento. Aquí dejo el vídeo que con gusto realizamos en "La Memoria de Calíope", resumiendo o recreando toda esta rica simbología que tanto nos enseña. Pues para nosotros la única Enseñanza es Aprender.




*
*    *

sábado, 21 de abril de 2018

"Cuervo", primer grado de la Iniciación Mitraica

Os invito a todos los amigos de este blog a ver el siguiente vídeo que pertenece a una serie (11 vídeos en total sobre los Misterios de Mitra) donde se despliega la simbólica de la cosmogonía mitraica, que siendo una tradición mistérica tiene mucho que aportarnos en la vía de la realización por el Conocimiento. Esta serie es un desarrollo del acápite "Mitra", perteneciente a Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha, que como sabéis todos los que seguís este espacio es una obra de Federico González Frías y colaboradores.
Espero que os guste este trabajo y os suscribáis al canal de vídeo-arte documental "La Memoria de Calíope", que tengo el placer de realizar junto a Francisco Ariza. 

Ver vídeo: 


miércoles, 21 de marzo de 2018

"La Tradición Hermética". Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha

Texto y Video.

Las verdades eternas, conocidas unánimemente y expresadas por sabios de todos los tiempos y lugares, se plasmaron en Occidente en el pensamiento de culturas estrechamente interrelacionadas que en distintos momentos florecieron en regiones ubicadas entre Oriente Medio y Europa, durante esta cuarta y última parte del ciclo, a la que se ha llamado Kali Yuga o Edad de Hierro, y que siempre se vinculó con el Oeste. Antiquísimos conocimientos patrimonio de la Tradición Unánime fueron revelados a los sabios egipcios, persas y caldeos. 

Ellos se valieron de la mitología y el rito, del estudio de la armonía musical, de los astros, de la matemática y geometría sagradas, y de diversos vehículos iniciáticos que permiten acceder a los Misterios, para recrear la Filosofía Perenne diseñando y construyendo un corpus de ideas que ha sido el germen del pensamiento metafísico de Occidente conocido con el nombre de Tradición Hermética, rama occidental de la Tradición Primordial. Hermes Trismegisto, el Tres Veces Grande, da nombre a esta tradición. En verdad, Hermes es el nombre griego de un ser arquetípico invisible que todos los pueblos conocieron y que fue nombrado de distintas maneras. Se trata de un espíritu intermediario entre los dioses y los hombres, de una deidad instructora y educadora, de un curandero divino que revela sus mensajes a todo verdadero iniciado: el que ha pasado por la muerte y la ha vencido. 

Los egipcios llamaron Thot a esta entidad iniciadora que transmitió las enseñanzas eternas a sus hierofantes, alquimistas, matemáticos y constructores, que con el auxilio de complejos rituales cosmogónicos emprendieron la aventura de atravesar las aguas que conducen a la patria de los inmortales. Autores herméticos han relacionado a Hermes con Enoch y Elías, quienes serían, para los hebreos, la encarnación humana de esta entidad suprahumana a la que identifican con Rafael, el arcángel también guía, sanador y revelador. Esta tradición judía, que se ha considerado siempre como integrante de la Tradición Hermética, convivió con la egipcia antes y durante la cautividad –Moisés es fruto de esta convivencia– y en tiempos de los reyes David y Salomón durante la construcción del Templo de Jerusalén; hace alrededor de tres mil años estos pensamientos se consolidaron en una arquitectura revelada que permitió, una vez más, la creación de un espacio vacío o arca interior capaz de albergar en su seno la divinidad. En el siglo VI antes de Cristo, que es el mismo siglo de la destrucción del Templo de Jerusalén, y contemporánea de Lao Tsé en la China, del Buddha Gautama en la India, y del profeta Daniel en Babilonia, nace la escuela de Pitágoras que, también heredera de los antiguos misterios revelados por 9 Hermes, iluminará posteriormente a la cultura griega, tanto a los presocráticos como a Sócrates y Platón. Este pensamiento hermético influyó notablemente en la cultura romana, en los primeros cristianos y gnósticos alejandrinos, en los caballeros, constructores y alquimistas de la Europa medioeval y en los filósofos y artistas renacentistas, nutriéndose al mismo tiempo de los conocimientos cabalísticos y del esoterismo islámico.

Luego florecen estas ideas hermético-iniciáticas en el movimiento rosacruz que se desarrolla en Alemania y en la Inglaterra de la época isabelina, habiendo sido depositadas estas antiguas enseñanzas, posteriormente, en la Francmasonería. Esta Orden, que en su apariencia exotérica no ha podido escapar a la degradación y disolución promovidas por la humanidad actual, conserva sin embargo en sus ritos y símbolos ese germen revelado y revelador, activo en el seno de unas pocas logias que han logrado sustraerse a las modas innovadoras que amenazan a Occidente con sucumbir, y mantienen ese vínculo regenerador con el eje invisible de la Tradición que se dirige siempre hacia el verdadero Norte, origen y destino de la humanidad, del que esta tradición nunca se ha separado. Hermes y la Tradición Hermética viven actualmente. Su presencia es eterna.



Introducción a la Ciencia Sagrada Programa Agartha, de Federico González Frías y Colaboradores, se encuentra íntegro en el siguiente enlace:  
http://introduccionalsimbolismo.com/Programa_Agartha.pdf

sábado, 24 de febrero de 2018

"El Simbolismo de la Historia. Una Perspectiva Hermética de la Tradición de Occidente". Libro de Francisco Ariza



Un trabajo formidable de investigación que Francisco dedica a Federico González y René Guénon, de quienes aprendió a mirar las cosas desde la perspectiva con la que enfoca la Historia.

Un gusto haber participado de una fiesta gracias a un trabajo bien hecho. Federico, que conoció el libro, se emocionó al leer algunos de sus capítulos. También hubo emoción y magia en esta presentación, desde la sorpresa de tener un escenario de libros donde poder hablar de la Cadena Áurea y de cómo las ideas de una Tradición Unánime han pasado por todas las peripecias para mantener vivo un fuego, el del Amor al Conocimiento y a la Transmisión del mismo, y eso se consiguió. Al menos así lo sentimos en aquel momento y las palabras que se pudieron oír también nos lo hicieron sentir así. Por mi parte ha sido uno de los momentos más bellos de mi vida. M.A.D.

Gracias Hermes, Gracias Fede, Gracias Franc






domingo, 28 de enero de 2018

¡Con que tú eres Virgilio ...!

Busto de Virgilio. Parque Arqueológico
de Posillipo, en Nápoles.
Dante: ¡Con que tú eres Virgilio ... válgame el grande afán con que he buscado tus libros...!
Mira la fiera que me hacía retroceder, líbrame de ella, ilustre sabio.
Virgilio: Esta fiera cuanto más come más hambre tiene, no se sacia nunca. 
Ésta debe morir de rabia, ni tierra ni metal (espada), sino de sabiduría y de amor ... que esta vuelva al infierno de donde al principio la sacó la envidia.
Yo te sacaré de aquí, haciéndote pasar por un lugar eterno, yo seré tu guía. 
                                     
                                                       Canto I de la Divina Comedia

                                           



jueves, 18 de enero de 2018

¡Mirad esta imagen de Eros!

Representaciones de Kama, dios hindú del Amor


Para los que tienen conciencia de la unidad fundamental de la Tradiciones, los símbolos tradicionales de todos los pueblos son mucho más que una sinfonía de colores y formas, son símbolos muy poderosos, símbolos sagrados que expresan una Ciencia o Enseñanza de orden superior y trascendente cuyo origen se remonta "más lejos y más alto que la humanidad". 

Descifrar ese lenguaje misterioso de los símbolos, llamado por los trovadores medievales “lengua de Oc” (oca) o “lengua de los pájaros”, es imprescindible para iniciarse en ese aprendizaje.

Entre los Sufís el ruiseñor simboliza esa misma idea aunque lo cierto es que siempre, en la mitología tradicional, es un ave la que representa esa lengua universal sobre la que cabalga Amor, como vemos en esta imagen que representa al dios Kama, el Eros hindú, que en este caso monta un loro, capaz de reproducir la “palabra”, el verbo, el pensamiento, el lugar de lo posible. 

En estas imágenes el dios Amor, cuyo nombre es Kan en la tradición hindú, aparece dispuesto y con el arco en tensión a punto de dejar ir sus flechas floridas y encendidas como un rayo, al corazón del amante, que al “morir muere a la muerte” pues renace en el dios que “no muere”: Amor.

Nota:
Guénon tiene un capítulo sobre el Lenguaje de los Pájaros
También en el Programa Agartha, que como sabéis es una Introducción a esta Enseñanza, o sea a es Ciencia sagrada, se habla de ello de principio a fin.
 M.A.D.

*
*   *

lunes, 15 de enero de 2018

PINACOTECA SIMBÓLICA. Neptuno cabalgando las olas


Neptuno cabalgando las olas sobre briosos corceles blancos

Los Caballos de Neptuno. Lienzo de Walter Crane, 1892 

Según Platón, Neptuno gobernó la isla de la Atlántida, siendo sus dominios todas las aguas, no sólo las del mar, sino también las de los lagos y los ríos. Por eso sus seguidoras eran las náyades y todas las ninfas de las fuentes. Con alguna de ellas tuvo hijos célebres, tanto entre los dioses como entre los héroes. Leuconoe, la del espíritu sincero, es una de sus vástagos, también lo es Jasón, famoso por conseguir, junto a los Argonautas, el Vellocino de Oro.

Como soberano de los Océanos cabalga las olas a lomos de briosos corceles blancos, y todos los seres marinos, tanto sirenas como poderosos tritones, forman su corte. También le obedecen las tempestades y los terremotos siendo temido cuando se enoja. Como soberano de los mares cabalga las olas sobre briosos corceles blancos, provocando la nívea espuma de la que nació Venus-Afrodita. A él se le atribuye el arte ecuestre y en su honor se edificaron santuarios y se instituyeron los juegos hípicos. M.A.D.

*


miércoles, 27 de diciembre de 2017

TROVADORAS, JUGLARESAS, CANTADERAS. Conferencia de Mª Ángeles Díaz



TEMARIO

II-Teodora, Emperatriz de Bizancio y Mima

III-Roswita, la gran dramaturga alemana

IV-Leonor de Aquitania, Reina Trovadora

V-Beatriz, Condesa de Dia y trobairitz de la Provenza

VII-La Emperatriz Berenguela de Barcelona y su ejército de cantoras

VIII-La Condesa de Champagne y el ciclo artúrico
IX-Cantaderas cristianas, judías y musulmanas 


La Palacio de la Merced. Córdoba. Antes de la conferencia. Octubre 2017

domingo, 17 de diciembre de 2017

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2018




"Niño Alquímico, el que ha de nacer en nosotros antes de emprender nuestros trabajos sagrados"

Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos.
Federico González Frías
Virgen con niño-alquímico es un lienzo que se encuentra en la Mezquita-Catedral de Córdoba.



martes, 28 de noviembre de 2017

DEL SENTIDO ESTOICO DE LA VIDA




Afirman los estoicos que hay en el Cosmos una simpatía entre todas las cosas. Federico González Frías señala que también creen "que el cosmos fue dispuesto de tal suerte que ciertos signos anunciaban siempre a determinados sucesos. Tal afirmación -añade- legitíma la validez de los oráculos los que están vinculados tanto con los hados como con la Providencia".1

A los miembros de la escuela estoica, se les identifica porque pregonan la Unidad, donde "no hay acepción de personas".

Se llamaban a sí mismos cosmopolitas, ciudadanos del mundo y tenían un sentido cíclico de la Historia.

Sus postulados principales eran: "ni la desgracia ni las tribulaciones afligen al sabio que erigido en arquetipo es inmune a las críticas y a las alabanzas".

Otra de las características por la cual se les reconocía, y se les reconoce, es por ser bondadosos con sus amigos y compasivos con sus enemigos y respetar las leyes del Estado donde residen.  Su pretensión es abandonar este mundo con la conciencia de haber soportado con serenidad tanto sus alegrías como sus tristezas. 

Séneca refiere que "si el sabio es vencido se somete serenamente, sin implorar clemencia, como un gladiador que cae ante la espada del vencedor".

Tal y como afirma Platón en el Fedón por boca de Sócrates, la Filosofía es una preparación para la muerte, y el estoico entiende asimismo que la vida no es otra cosa que una preparación para "ese último acto" con el que cesan todos los sufrimientos y el sabio alcanza su libertad, lo no condicionado. M.A.D. 

Nota:
Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos (Adivinación).
La obra que se expone es de Rafael Sanzio


jueves, 16 de noviembre de 2017

La Luna, multiforme y ambigua "caprichosa reina de la noche".


Ahora bien, les gana en admiración a todos el  último de los astros, el más familiar para nuestras tierras y el que fue descubierto por la naturaleza para remediar las tinieblas: la luna. 


Multiforme y ambigua, fue una tortura para la inteligencia de sus observadores, que se indignaban de que el astro más próximo fuese el más desconocido, siempre creciendo o menguando, unas veces con su faz curvada en forma de cuernos, otras veces partida justamente por la mitad, otras redondeada en círculo; llena de manchas y de pronto resplandeciente; inmensa en su plenitud total y de repente reducida a nada; unas veces pernocta, otras veces, sale tarde y durante parte del día ayuda a la luz del sol, y otras está eclipsada, pero es visible a pesar del eclipse (ya que a final de mes se oculta y no parece que entonces esté en ese trance). 


Además, está alta o baja, pero tampoco esto conforme a una misma ley, sino que unas veces está cercana al cielo, otras próxima a los montes, o bien elevada al aquilón o descendida hacia los austros. 


Estas singularidades suyas fue Endimión el primer hombre que las advirtió; por eso cuenta la tradición su amor por ella. (…) (Plinio el Viejo, Historia Natural. Libro II, 9, 41). 


Fuente:  Federico González Frías.  Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos)

viernes, 3 de noviembre de 2017

Máscaras Populares del México Mágico


Nuestra Pinacoteca Simbólica de hoy nos conduce ante la pintura de Carlos Orduña, un artista mexicano contemporáneo que emplea los pinceles para retratar el mundo de los oficios y artesanías tradicionales de ese país, desarrollados en pequeños talleres que constituyen parte del paisaje urbano de los actuales mexicas, que de esa manera se mantienen vinculados a sus ancestros, tanto indígenas como españoles y a la mezcla entre ambos a partir de un momento dado.

Muchachas con alcatraces, la flor más representativa y sagrada de México, mujeres haciendo tortitas, artesanos de juguetes son, entre otros, los escenarios que Orduña  lleva a sus obras.

Nosotros nos hemos querido fijar, especialmente, en los creadores de máscaras pues estos cuadros además de su belleza naif  y la gracia inconfundible de la pintura indigenista, suponen un documento magnífico para indagar en las raíces simbólicas de estas máscaras populares del "México mágico". M.A.D.


















 Sobre pintura indigenista y temas de la América indígena os invito a ver las siguientes entradas de este blog:

PINTURA MAYA ACTUAL. Escuela de pintura de Comalapa.
LOS VENDEDORES DE ALCATRACES. Pinturas de Diego de Rivera.
PINTURA CUZQUEÑA. Video
- PINTURAS DE ARENA DE LOS NAVAJO. Texto y Video
- HUICHOLES. LOS GUARDIANES DEL PEYOTE
- LOS KOGI DE SIERRA NEVADA. GUARDIANES DE UNA COSMOGONÍA PERENNE...
- LAS RUINAS MAYAS DE MIXCO VIEJO
- SAN ANDRÉS XECUL, TOTONICAPÁN


jueves, 21 de septiembre de 2017

Poema de Otoño. Rubén Darío



Tú, que estás la barba en la mano
meditabundo,
¿has dejado pasar, hermano,
la flor del mundo?

Te lamentas de los ayeres
con quejas vanas:
¡aún hay promesas de placeres
en los mañanas!

Aún puedes casar la olorosa
rosa y el lis,
y hay mirtos para tu orgullosa
cabeza gris.

El alma ahíta cruel inmola
lo que la alegra,
como Zingua, reina de Angola,
lúbrica negra.

Tú has gozado de la hora amable,
y oyes después
la imprecación del formidable
Eclesiastés.

El domingo de amor te hechiza;
mas mira cómo
llega el miércoles de ceniza;
Memento, homo...

Por eso hacia el florido monte
las almas van,
y se explican Anacreonte
y Omar Kayam.

Huyendo del mal, de improviso
se entra en el mal,
por la puerta del paraíso
artificial.

Y no obstante la vida es bella,
por poseer
la perla, la rosa, la estrella
y la mujer.

Lucifer brilla. Canta el ronco
mar. Y se pierde
Silvano, oculto tras el tronco
del haya verde.

Y sentimos la vida pura,
clara, real,
cuando la envuelve la dulzura
primaveral.

¿Para qué las envidias viles
y las injurias,
cuando retuercen sus reptiles
pálidas furias?

¿Para qué los odios funestos
de los ingratos?
¿Para qué los lívidos gestos
de los Pilatos?

¡Si lo terreno acaba, en suma,
cielo e infierno,
y nuestras vidas son la espuma
de un mar eterno!

Lavemos bien de nuestra veste
la amarga prosa;
soñemos en una celeste
mística rosa.

Cojamos la flor del instante;
¡la melodía
de la mágica alondra cante
la miel del día!

Amor a su fiesta convida
y nos corona.
Todos tenemos en la vida
nuestra Verona.

Aun en la hora crepuscular
canta una voz:
«Ruth, risueña, viene a espigar
para Booz!»

Mas coged la flor del instante,
cuando en Oriente
nace el alba para el fragante
adolescente.

¡Oh! Niño que con Eros juegas,
niños lozanos,
danzad como las ninfas griegas
y los silvanos.

El viejo tiempo todo roe
y va de prisa;
sabed vencerle, Cintia, Cloe
y Cidalisa.

Trocad por rosas azahares,
que suena el son
de aquel Cantar de los Cantares
de Salomón.

Príapo vela en los jardines
que Cipris huella;
Hécate hace aullar a los mastines;
mas Diana es bella;

y apenas envuelta en los velos
de la ilusión,
baja a los bosques de los cielos
por Endimión.

¡Adolescencia! Amor te dora
con su virtud;
goza del beso de la aurora,
¡oh juventud!

¡Desventurado el que ha cogido
tarde la flor!
Y ¡ay de aquel que nunca ha sabido
lo que es amor!

Yo he visto en tierra tropical
la sangre arder,
como en un cáliz de cristal,
en la mujer

Y en todas partes la que ama
y se consume
como una flor hecha de llama
y de perfume.

Abrasaos en esa llama
y respirad
ese perfume que embalsama
la Humanidad.

Gozad de la carne, ese bien
que hoy nos hechiza,
y después se tornará en
polvo y ceniza.

Gozad del sol, de la pagana
luz de sus fuegos;
gozad del sol, porque mañana
estaréis ciegos.

Gozad de la dulce armonía
que a Apolo invoca;
gozad del canto, porque un día
no tendréis boca.

Gozad de la tierra que un
bien cierto encierra;
gozad, porque no estáis aún
bajo la tierra.

Apartad el temor que os hiela
y que os restringe;
la paloma de Venus vuela
sobre la Esfinge.

Aún vencen muerte, tiempo y hado
las amorosas;
en las tumbas se han encontrado
mirtos y rosas.

Aún Anadiódema en sus lidias
nos da su ayuda;
aún resurge en la obra de Fidias
Friné desnuda.

Vive el bíblico Adán robusto,
de sangre humana,
y aún siente nuestra lengua el gusto
de la manzana.

Y hace de este globo viviente
fuerza y acción
la universal y omnipotente
fecundación.

El corazón del cielo late
por la victoria
de este vivir, que es un combate
y es una gloria.

Pues aunque hay pena y nos agravia
el sino adverso,
en nosotros corre la savia
del universo.

Nuestro cráneo guarda el vibrar
de tierra y sol,
como el ruido de la mar
el caracol.

La sal del mar en nuestras venas
va a borbotones;
tenemos sangre de sirenas
y de tritones.

A nosotros encinas, lauros,
frondas espesas;
tenemos carne de centauros
y satiresas.

En nosotros la vida vierte
fuerza y calor.
¡Vamos al reino de la Muerte
por el camino del Amor!

*
*   *