martes, 9 de agosto de 2016

El Amor en las Ordenes de Caballería

Como vemos esta carta se corresponde con la figura del Enamorado en los distintos Tarocchi, aunque aquí  la lámina muestra a una Dama entre un Rey y un Caballero que es a quien Eros dispara su flecha.

Para los que vivieron dentro de la utopía del Renacimiento inmersos en la simbólica de las Ordenes de Caballería era claro que alcanzar el grado de Caballero requería un proceso en el que, por encima de todo, se valoraba la voluntad que se ponía en lograrlo. 

De ahí que se observara que mientras para llegar a ser Rey sólo se requería estar en la línea de sucesión, alcanzar el grado de Caballero necesitaba de un fuego, un proceso alquímico,  o sea  iniciático que tiene todo que ver con la voluntad y con "el querer", o sea con "el amar".

Y esto nos lleva a recordar una opinión antigua según la cual Hermes tiene su origen en la palabra "querer", o lo que vendría a ser lo mismo, en la voluntad,  de la que Federico González Frías dice en su diccionario: 
La voluntad es una necesidad del ser humano y que gracias a la Providencia labra su destino. 


lunes, 8 de agosto de 2016

Federico González Frías: "Hoy la moda es el revival"

MODA
"El fenómeno de la moda que se impone
de manera general y en distintas partes del
mundo, debe ser estudiado –especialmente
por el historiador– con toda seriedad
pues va más allá de la ropa, el maquillaje,
los tatuajes y los cortes de pelo, con los
que habitualmente se lo suele relacionar.
En efecto, no sólo toca al gusto, que
cambia sin cesar, sino a las ideologías, las
creencias, es decir, la actualidad de nuestro
planeta y sus alternativas, ya que esta forma
cíclica se encuentra vinculada, como se ve,
con la propia vida individual, si observamos
cómo las enfermedades crónicas también
se hallan condicionadas por períodos
que la vida determina, así como la forma
de curarlas y sus medicamentos. Obedece
al cambio como lo único real, y a la necesidad
de fijarlo para hacerlo inmóvil y por
lo tanto creer en él, aferrándose con desesperación
y cargándolo de atributos, sin ni
siquiera comprender que también está sujeto
al devenir, como cualquier otra cosa.

Hoy en día existe una forma de mutación
–sobre todo en la moda femenina y el decorado
que prestan los estilos mobiliarios–
llamada revival, donde se repite entre exclamaciones
lo que se usaba hasta hace pocos
años y habíamos tirado a la basura. Y se usan
las cosas que estuvieron ya de moda; en los
veinte, treinta, cuarenta, cincuenta, etc., y
me dicen que está de moda lo actual, que es
inexistente, ya que hoy la moda es el revival.
La serpiente se ha mordido la cola. Y
desconcertado me digo: ¿Qué pasará?"

Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos



viernes, 29 de julio de 2016

Acerca del Firmamento

Cielo azul. Oleo de Wassily Kandinski


FIRMAMENTO
"Domo que corona el plano de la tierra
por donde circulan los astros con el fondo
aparentemente inmóvil de las estrellas. Lo
que se ve desde el campo, el terrado, o el
patio.

Se suele creer que el cielo, azul y luminoso
del día y por donde transitan los
astros de noche, es el verdadero cielo (el
metafísico) pues aquello a donde más lejos
puede llegar el sentido de la vista (físico)
es considerado lo más alto; de allí en
más las grandes confusiones. 

Tradicionalmente
la tierra y el agua son llamadas las
aguas inferiores y el espacio del firmamento
se denomina aguas superiores, y se las
vincula con el elemento aire. Al respecto
Thierry de Chartres nos aclara que:

Pues esto que dicen algunos ignorantes
de que ‘ven’ el cielo cuando el aire es
puro, cuando se figuran que perciben
algo azul, aquello es completamente falso.
Pues cuando la vista se equivoca, entonces
el error de los sentidos produce
la imaginación de ver lo que no se ve,
como a algunos les parece ver tinieblas
al cerrar los ojos. Pues aunque la vista se
origina por la luz de los ojos, sin embargo
de nada sirve si no se refleja debido a
un obstáculo de cierto espesor. 

(Thierry de Chartres, Tratado de la Obra de los Seis
Días, 11, 2, trad. Mª Pilar García Ruiz)".

Texto de: Federico González Frías, Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos.




lunes, 25 de julio de 2016

Conclusiones de Pico de la Mirandola respecto a la primitiva doctrina del egipcio Hermes Trismesgisto


Pico de la Mirandola escribió una serie de conclusiones filosóficas sobre la Cábala y el Hermetismo, buscando la concordia entre la totalidad de las ciencias y artes y queriendo zanjar la disputa abierta entre Aristóteles y Platón. 
Dichas conclusiones han estado en la base del pensamiento occidental durante el primer Renacimiento y han continuado siendo defendidas por los hermetistas de todas las épocas. No sólo éstas que publicamos aquí y que resumen la doctrina del Trismegisto, sino la totalidad de su alegato que sin embargo no contó con la aprobación ni de la Sorbona ni del Vaticano, al considerarlas herejes, razón que le llevó a volver a resumirlas en su Discurso sobre la dignidad del hombre.


1. Dondequiera que hay vida hay alma y dondequiera que hay alma hay mente.

2. Todo movimiento es corporal, todo móvil es incorpóreo.

3. El alma está en el cuerpo, la mente en el alma, en la mente el verbo y de todo es padre Dios.

4. Dios está en todas las cosas y actúa por todas ellas, la mente está en el alma, el alma en el aire y el aire en la materia.

5. Nada hay en el mundo que carezca de vida.

6. Nada hay en el universo posible de muerte o de corrupción. Consecuencia: en todas partes hay vida, en todas partes hay providencia, en todas partes hay inmortalidad.

7. Dios anuncia al hombre las cosas futuras por seis vías: por los sueños, los portentos, las aves, los intestinos, los espíritus y la Sibila.

8. Es verdadero lo que no está perturbado, determinado, coloreado, figurado ni roto y es desnudo, perspicuo, comprensible por sí mismo, intrasmutable, bueno y completamente incorpóreo.

9. Dentro de cada uno de nosotros hay diez enemigos: la ignorancia, la tristeza, la inconstancia, el deseo, la injusticia, la lujuria, la decepción, la envidia, el fraude, la ira, la temeridad y la malicia.

10. Los diez enemigos que he nombrado según la conclusión precedente de Hermes se corresponden mal con la coordinación denaria de la Cábala y sus prefectos, como llegará a ver el profundo contemplador, acerca de los cuales nada puse en las conclusiones cabalísticas, porque es secreto.
*

viernes, 22 de julio de 2016

La mujer dentro de la Filosofía Hermética





(Abstract del curso que dimos hace unos días)

La Tradición Hermética, es decir el esoterismo Occidental, tiene un largo pasado situándose sus orígenes en Egipto y la antigua Grecia. Se trata de un pensamiento transmitido por la deidad intermediaria Thot, idéntica en su labor civilizadora a Hermes-Mercurio, el dios amigo de los hombres, el mensajero heraldo de los dioses y vehiculador de una Enseñanza que tiene a las artes y las ciencias cosmogónicas como coadyuvantes.

Esto tiene que ver con la Alquimia y con la Teúrgia, o sea con la idea de la transmutación y universalización del alma humana, a la que se toma como un athanor donde cada quien puede gestar al “niño de oro” que lleva dentro, lo que se produce a través del fuego y sus distintas graduaciones, es decir de la intensidad del amor que cada cual tenga por alcanzar ese Conocimiento, y aplicarlo en la realidad de su vida.

La transmisión de estas ideas-fuerza, de esta Enseñanza Cosmogónica, ha pasado por periodos distintos, adoptando formas diferentes de expresarse, y esto ha sido así gracias a una larga cadena de iniciados que han contribuido a través de sus obras y sus vidas, a difundirla y recrearla, adaptándola a los tiempos, siempre que fuese necesario devolverle todo su sentido.    

Para el Hermetismo, Platón es uno de los sabios que recoge toda esa Filosofía arcana, la sintetiza y la transmite para nuestro actual ciclo humano. Enseñanza que él heredera de los presocráticos, de Pitágoras y de los Misterios Órficos.

Todo lo cual fue perfectamente comprendido durante el Renacimiento por Marsilio Ficino y asimilado por los miembros de la Academia de Florencia, en cuyo entorno femenino se pondrá el énfasis en este Seminario dedicado a “Lo Femenino”, siguiéndole los pasos a algunas mujeres filósofas, literatas, científicas, artistas, etc., que han formado parte de esta cadena áurea de pensamiento, las que habiendo sido receptivas a ese Saber inmemorial lo han buscado justamente a través de unos arquetipos y unos modelos concretos tomados del aspecto femenino del Cosmos.

Y aquí debemos referirnos a Isis, a Deméter, diosa de los antiguos misterios de Eleusis, a Afrodita, diosa de los misterios de Amor, a las Sibilas y Pitonisas y por supuesto a las Musas, diosas de la Memoria, engendradas por Zeus y Mnemosine sólo y con el único propósito de seducir al hombre, alegrarle los días de su vida y llevarlo, a través de sus artes, al conocimiento de sí mismo, al estado paradisíaco. Pero esto no es una simple ensoñación poética, pues para la Tradición Hermética las Musas son diosas operativas que ejecutan su labor a través de la voluntad de aquél que desea aplicarse a las artes que ellas simbolizan.


Por eso es preciso referirse a Safo en primer término, a la que tomamos como piedra angular de nuestro discurso, ya que fue ella quien en el siglo VII a. C. mantuvo en Mitilene una escuela que en cierto modo será el modelo donde se inspirará la Academia Platónica de Atenas y todas las que se crearían con el paso del tiempo. La escuela de Safo estaba relacionada exclusivamente con la iniciación femenina, la cual tenía en Afrodita y en las Musas sus métodos de enseñanza, que siguen siendo efectivos para los hombres y mujeres de hoy en día, ya que en definitiva de lo que se trata es de operar la transformación del alma humana. 

sábado, 9 de julio de 2016

La Beatriz de Dante

Henry Holiday, Dante y Beatriz, 1883.

"De hecho, Pitágoras y Platón son los padres de la Filosofía, a la que dotaron de las ideas esenciales que están en el origen de nuestra cultura, y sin las cuales ésta no existiría. Esa Filosofía es la misma que en palabras de Boccaccio "nutre a Dante", y que éste concibe como una de las Damas de su universo poético, la "donna gentile", aquella que le abre junto con Beatriz las puertas del Paraíso y de los estados superiores:

digo y afirmo que la mujer de la que me enamoré después de mi primer amor fue la muy bella y honesta hija del Rey del Universo, a la cual Pitágoras puso por nombre Filosofía (Convivio, II, XV-12).
No es necesario recordar que Filosofía quiere decir precisamente "amor a la Sabiduría", Sabiduría que para el gran gibelino está encarnada en Beatriz.
En el Convivio (III, 14-2) Dante habla de este "amor a la Sabiduría" en los siguientes términos:

la Filosofía en este mundo tiene por sujeto material la sabiduría y por forma el amor, resultando de la unión de ambas el ejercicio especulativo. Así que en la estrofa que viene ahora, que empieza con "La divina virtud se infunde en ella", mi pretensión es ensalzar el amor en tanto que es parte de la Filosofía.
Puesto que forma parte de su identidad, Dante apela directamente al amor por lo más alto, es decir a su sentido metafísico, como una energía que encauza la voluntad del hombre de conocerse a sí mismo. Precisamente ese cordón umbilical sutil que une a Dante con la Tradición pitagórico-platónica, y por tanto con los Antiguos Misterios, lo podemos comprobar varias veces a lo largo de su obra. Un ejemplo muy claro lo encontramos en La Divina Comedia, cuando en el canto I del Paraíso el poeta comienza su ascensión por las esferas celestes. Antes de emprender esa ascensión exclama Dante:

En mi último trabajo yo te pido / de tu valor, oh Apolo, ser tal vaso / que me halles digno del laurel querido. / Bastó hasta aquí una cumbre del Parnaso, / mas ambas necesito cuando intento / a la última palestra abrirme paso. / Penetra en mi corazón, espira en él tu acento / como cuando arrancaste la piel de Marsias / de su vaina y aposento". 

Francisco Ariza. LA TRADICION HERMETICA Y PLATONICA EN DANTE Y LOS FIELES DE AMOR. Publicado en la Revista SYMBOLOS Arte - Cultura - Gnosis.



jueves, 7 de julio de 2016

LA DESFIGURACION DE LA MUJER COMO SINTOMA DE LA DECADENCIA EN LA SOCIEDAD OCCIDENTAL

Tiziano "La Venus de Urbino", obra que debe ponerse en relación con la novela de Baltasar Castiglione, El Cortesano.

"Parece que la búsqueda de legitimidad de un modo de dominación condenará a toda sociedad a devenir esencialmente masculina. Aplicada en occidente, esta búsqueda en forma intelectual se enunciará en Platón donde el alma en búsqueda de su realización es considerada como femenina. En el Fedro, el tono es esencialmente femenino, y no es una casualidad si Sócrates es el detentador de la mayéutica, el arte de partear. Sin embargo, recuerda que esto es, de hecho, muy diferente a lo que una mujer hace cuando trae sus hijos al mundo (...)
La inmigración masiva, no reflexionada sino únicamente tratada en términos de flujo de material humano por motivos puramente económicos, nos hace tomar conciencia del estatus deteriorado de la mujer en las sociedades que siguen el fundamentalismo islámico. Podemos hablar a propósito de esto de tradición degradada, existe un abismo entre la cultura árabe auténtica del Califato de Bagdad o de Córdoba y las formas esterilizadas del “Islam de las cavernas” que hace estragos en occidente, traído por ignorantes que obedecen a las modalidades más pobres y más esclerotizadas.(...)
La mujer adiestrándose en la dominación masculina no solamente coopera en la pérdida de su autenticidad sino que provoca como consecuencia la destrucción de la identidad masculina que no puede desarrollarse correctamente. Constataremos en este proceso, alentado ideológicamente, un movimiento de disolución extremamente ofensivo. La pérdida de las identidades sexuales lleva a la constitución de artificios que sirven de bases a falsos principios. (...)
La feminidad es una de las claves de la interpretación de la historia occidental (...) Lo que es la mujer en resumidas cuentas, el autor de estas líneas no pretenderá dar de ello una explicación, le bastará con pensar simplemente en la maravilla que una mujer es capaz de producir en el corazón de un hombre y lamentar el desencanto causado por la intimación de un sistema que signa el oscurecimiento del mundo. Pero quizás entonces la feminidad llegue a ser esa estrella que brilla en el firmamento e invita a salir del exilio interior"
Jean-Luc Spinosi: LA DESFIGURACION DE LA MUJER COMO SINTOMA DE LA DECADENCIA EN LA SOCIEDAD OCCIDENTAL
Publicado en el Nº 27-28
de la Revista SYMBOLOS: Arte – Cultura – Gnosis.


Judit. Sandro Botticelli.

jueves, 23 de junio de 2016

El Poeta, creador del Ser del Mundo

Lámina Tarot de Durero

La inspiración poética, aquella que proviene de las Musas, es un don divino que recibe aquél ser humano que logra concentrar todas sus energías en atraer hacia sí las fuerzas universales, conciliarlas en su alma acompasándose a su ritmo tal y como lo haría una seguidora de Astarté, esto es elevando los sistros hacia el cielo para despertar con su música de enamorada el fuego y la pasión celeste.

Esa es la vía que emplea el poeta que, como dice Platón en el Ion y nos recuerda Federico en su Diccionario, no es igual que un rapsoda. 

"jamás será buen rapsodista el que no tenga conocimiento de las palabras del poeta" 
Cartel Feria de Praga, 1926. Archivo dmiventana.


Efectivamente, este poeta inspirado del que hablamos tiene más que ver con un soldado de caballería que con un juglar que conoce las palabras y las interpreta. 

"En nombre de los dioses, Ion, ¿cómo, siendo tú el mejor capitán y el mejor rapsodista de la Grecia, andas de ciudad en ciudad recitando versos y no estás al frente de los ejércitos? 
¿Piensas que los griegos tienen gran necesidad de un rapsodista con su corona de oro, y que para nada necesitan un general?"

El poeta cae y se levanta y su constancia y el trato continúo con los seres intermediarios le otorgan al fin el privilegio de entrar en el templo de la Sabiduría y elevarse hacia Dios Padre con el que mezcla sus pensamientos siendo entonces Uno con el Ser del Mundo. 

Para el poeta, igual que para el alquimista, 


"Zeus es el Cosmos y la Providencia única y las leyes del mundo son el pensamiento del dios".


Todas estas citas son palabras de Sócrates en el Ion.

Por su parte, Federico añade que Platón habla:


"a favor de los auténticos poetas con respecto a los rapsodas, tal cual el maestro que escribió la música y el que la ejecuta, pues los poetas se llamaban así y los rapsodas eran los ejecutantes..." (Entrada: Demon (Daimon)).


*

martes, 14 de junio de 2016

Himno a las Potencias del Uno y del Todo



Potencias que estáis en mí, cantad al
uno y al todo; concertaos con mi voluntad
potencias todas que estáis en mí:
santo conocimiento, iluminado por ti, a
tu través, canto a la luz inteligible y me
regocijo en la alegría del pensamiento.

Potencias todas, cantad conmigo. Y tú
también, templanza, canta conmigo. Mi
justicia canta a lo justo a través de mí.
Mi generosidad canta al todo por mí.
Verdad, canta a la verdad. Bien canta
al bien. Vida y luz, de vosotras procede
la alabanza y a vosotras regresa. Padre,
energía de las potencias, gracias te doy,
Dios, potencia de mis energías. Tu palabra
te canta a mi través, recibe a mi través
el todo en la palabra, como sacrificio verbal.

Estas cosas claman las potencias que hay
en mí, cantan al todo, cumplen con tu
voluntad, tu determinación que viene
de ti a ti vuelve, el todo. Recibe de todas
el sacrificio verbal. El todo que ya está en
nosotros ¡sálvalo vida!, ¡ilumínalo luz,
[aliento vital], Dios! Pues a tu palabra la
apacienta el pensamiento, creador que
aportas el aliento vital, sólo tú eres Dios.

Tu hombre proclama estas cosas a través
del fuego, a través del aire, de la tierra y
de tus criaturas. He obtenido de tu eternidad
la alabanza y, tal como buscaba,
estoy en reposo por tu voluntad. He visto
por tu voluntad. (Corpus Hermeticum,
Tratado XIII, 16 y sig.).

Tomado del Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos de Federico González Frías

domingo, 29 de mayo de 2016

Apoteosis de Homero (texto y video)

Apoteosis de Homero. Siglo II a.C. Londres. British Museum.


Hoy nuestra "Pinacoteca Simbólica" se centra en un antiguo relieve conocido como Apoteosis de Homero y que desde el mundo del arte se presenta como una pieza extraordinaria. Nosotros, igual que otras veces, no entraremos a valorar ni el interés artístico ni tampoco su antigüedad, sino que nos centraremos en destacar el valor de manifiesto intelectual y simbólico que posee la pieza en la que Homero aparece como el gran poeta y mentor de héroes y dioses que en realidad es.

Esculpida por Arquelao de Priene hijo de Apolonio la pieza fue la ofrenda de un poeta hecha en un templo de Apolo y las Musas, pues éste habiendo ganado un festival de poesía ofrecía con esta obra su victoria a los dioses que le habían inspirado y a los que en verdad consideraba artífices de su triunfo. 

El relato comienza en el templo, situado en la parte inferior, donde se encuentra el poeta realizando un rito, después, en el ascenso, la Musas, diosas intermediaria y "alma del reino olímpico".  Una de ellas es la que entrega a Zeus los talentos, es decir, el rollo de papiro conteniendo los escritos de Homero.

Describiremos la escultura con palabras de Walter F. Otto quien a su vez hace referencia a K. Schefold, Retratos de antiguos poetas, oradores y pensadores, que nos la daba a conocer en los siguientes términos:

El relieve está dividido en 3 o 4 partes. En la de abajo, el lugar principal lo ocupa Homero, parecido a Zeus; detrás de él están el dios del tiempo ilimitado y las diosas del concilio que lo coronan; delante de ellos, Mito e Historia se ofrecen en sacrificio junto a un altar circular y los genios del arte poético se aproximan con gestos de homenaje. Sobre ese grupo, empero, en la segunda y tercera secciones, se eleva el monte de las Musas; junto a su pie la gruta sagrada en la que se encuentra Apolo con su cítara, una Musa le entrega un rollo de escritos del poeta, cuya escultura puede verse al lado de la gruta con el trípode que ha recibido como trofeo. En el descenso del monte varias Musas se dividen en distintas posiciones y ocupaciones; pero en el ascenso ocurre un cambio. En total tranquilidad se encuentran las Musas en los montes inferiores. Cuanto más se asciende, más inquietas se encuentran las diosas, hasta que la última de las mismas, debajo de la cima, irrumpe en movimientos de danza porque arriba descansa el padre de los dioses; su cabeza majestuosa inclinada hacia atrás, hacia la madre de las Musas, Mnemosine, que está un poco más abajo, la cual, en su posición de reina, susurra con él. La escultura muestra de modo impresionante cómo el espíritu de Zeus mueve a las Musas, a las que se llama sus hijas [1].

Apoteosis de Homero. Jean Auguste Dominique Ingres. Museo del Louvre.
Ingres retomó este tema para crear esta escena en la que Homero divinizado aparece en el templo de Zeus, cuya figura vemos en el frontón flanqueada por dos figuras femeninas, siendo coronado por la Victoria alada. Mientras un coro de personajes, representantes de las artes y las ciencias tanto del pasado como modernos (siguiendo en este caso a Rafael y sus frescos de la Academia Platónica de Atenas) homenajean y ofrecen sus frutos al más antiguo e inspirador de los poetas. Dos jóvenes representando las dos obras cumbres de Homero: la Iliada y la Odisea, se hallan sentadas en las gradas, a los pies del gran rapsoda ciego, la primera identificada por la espada y la segunda por el remo.

En la iconografía de Ingrés aparecen un total de 46 personajes entre los que destacamos a Dante, Shakespeare, Mozart, Apeles, que con manto azul celeste toma a Rafael de la mano, a Safo, que saca la cabeza entre estos dos últimos, Miguel Ángel, Orfeo o Herodoto. Asimismo destacan Sócrates, Platón, Fidias el gran arquitecto y escultor del Partenón quien aunque ofrece al divinizado Homero las herramientas de su oficio al mismo tiempo se señala la mente, lugar de donde procede el fruto de sus creaciones y que es por tanto su verdadera ofrenda a  Homero. También aparece Leonardo, Alejandro Magno, Píndaro, el gran cantor de peanes ofreciendo su lira, Longino o Moliere. 

[1] La cita de Walter F. Otto es de su libro: Las Musas. Ediciones Siruela.

Ver video, amenizado con la pieza musical: "Verano en Venecia", interpretado por la Orquesta Montovani.



sábado, 30 de abril de 2016

EMBLEMÁTICA ALQUÍMICA

Alciato. Emblema XXXVI

Que hay que resistir en la adversidad

La palmera aguanta el peso y se levanta en arco

Y cuanto más se la tensa más levanta la carga.

Lleva perfumadas bayas, dulces golosinas, 

que son tenidas en los banquetes 

como primer regalo.

Ve niño, y subiéndote a las ramas, cógelas

Quien se mantiene constante en su propósito, 

obtendrá un merecido premio a su voluntad.



*

martes, 19 de abril de 2016

Trótula y las Damas médicas de Salerno

Trótula de Salerno, siglo XI d.C

           
Debemos  referirnos aquí a estas damas medievales que tuvieron conocimiento y practicaron ciertas artes herméticas y mágicas relacionadas con la Medicina natural y la cirugía. Una tradición que continuó viva durante el Renacimiento donde dichas prácticas fueron tildadas de brujería.

Sin embargo, en Salerno, ciudad al sureste de Nápoles, había un grupo de mujeres que desde el siglo IX de. C. practicaban la Medicina y escribían tratados donde daban a conocer sus descubrimientos las cuales gozaron de gran estimación. La más célebre de todas ellas fue Trótula de Ruggiero, que vivió en esta ciudad italiana durante el siglo IX y enseñó Medicina a muchas mujeres. 

A pesar de que a veces se presenta como una figura legendaria, lo cierto es que se le atribuyen obras médicas muy importantes como Passionibus Mulierum Curandorum , más conocido como Trotula major, un libro acerca de los tratamientos adecuados para distintas dolencias femeninas, y en el que trata temas tan avanzados como el control de la natalidad o la infertilidad, señalando, por primera vez, que ésta podía ser igualmente causa de un defecto del hombre como de la mujer.

También es de destacar su opinión sobre suministrar opiáceos a las mujeres durante el parto con el fin de mitigar los dolores. Otro de sus libros lleva por título Ornatu Mulierum o Trotula minor, donde se ocupa de la higiene y de la cosmética femenina. En dicho tratado aparecen recetas de pomadas para eliminar las arrugas, una fórmula para un lápiz de labios a base de miel, jugo de remolachas, calabaza y agua de rosas; recetas para mantener sana y blanca la dentadura o distintos procedimientos para elaborar tintes para el cabello.
            
Su trabajo de investigación abrió en Europa el campo de la Ginecología y Obstetricia, aunque ella ejerció la Medicina general, siendo sus conocimientos la fusión de los estudios adquiridos a través de los científicos y médicos griegos, romanos, cristianos, árabes y judíos, por lo que su escuela de Salerno se convirtió en la más prestigiosa del siglo XI en Europa. También se cita a Abella, autora de De Atrabile (Acerca de la bilis) y De natura seminis humani (Sobre la naturaleza del semen humano)

Asimismo aparece citada otra mujer médica que utilizaba el seudónimo de Mercuriades, la cual era cirujana. Otro nombre a destacar es el de Rebeca Guarna,  a quien se deben varios tratados médicos, tres de los cuales son: De febribus (Sobre fiebres), De urinis (Acerca de las orinas) y De embryone (Sobre el embrión). Con ellas honoramos a las muchas mujeres que dedicaron su talento al avance de la Medicina, algunas de las cuales, como decimos, fueron consideradas brujas precisamente por su conocimiento para realizar operaciones quirúrgicas, elaborar medicamentos, pócimas y ungüentos, y por atreverse con estudios como los que hemos citado.

A pesar de ello estas “damas de Salerno” lograron marcar un hito en la Historia de la Medicina, abordando temas desconocidos y llevándolos a la escritura mediante tratados que han sido los libros de texto en prácticamente todas las universidades europeas.

En ellos se lee: Cómo detener la sangre de la mujer. Cómo poder concebir. Remedios contra la esterilidad. Cómo provocar la menstruación, limpiar el útero y concebir. Cómo restablecer el útero. Cómo expulsar la placenta. Para abortar. Para el parto difícil. Cuidados del lactante y otros temas relacionados con problemas tocoginecológicos. En todos estos tratados también aparece un apartado donde se trata del cuidado cosmético del cuerpo, belleza y adorno femenino, así como magia amorosa y sexualidad.

Gran número de esos tratados farmacológicos y médicos fueron traducidos a distintos idiomas por otras mujeres que encontraban en ellos remedios para sus propias necesidades médicas. Es el caso de El Séfer Ahavat Nashim (Libro de amor de mujeres) una compilación anónima de la segunda mitad del siglo XIII, donde se recogen distintos tratamientos ginecológicos y mágicos.







Del libro, eacerca del entorno femenino de la Academia platónica de Florencia. Mª Angeles Díaz

viernes, 15 de abril de 2016

Moisés. Fresco de Rafael en el Vaticano

Moisés. Fresco de Rafael en el Vaticano
Nuestra Pinacoteca Símbólica de hoy nos ha traído a la memoria la historia de Moisés y el papel civilizador que le tocó ejercer en este ciclo humano.  Y sobre todo nos hemos parado a pensar en lo que este personaje de la Historia Sagrada nos dice a los hombres actuales acerca de nuestra propia identidad cultural, de nuestro bagaje mítico e intelectual, de nuestros arquetipos espirituales.
“El nombre de Moisés evoca inmediatamente la idea del pueblo judío, al que él encarna y al mismo tiempo genera. En efecto, habiendo nacido en Egipto, es considerado como de la familia del Faraón, pues aparece como hijo de su hermana, y como tal se dice es iniciado por los sumos sacerdotes en los misterios más profundos de Isis y Osiris, donde sobresale por sus conocimientos. 

Desde joven siente un llamado cada vez más claro hacia algo que aún no se define, pero que no está relacionado ni con Egipto, ni con la posición envidiable que ostenta, la que por otra parte cada vez se le hace más difícil, por los celos, envidia y desconfianza de su tío Ramsés II, y de su primo, que le sucederá en el trono.

La "casualidad" hace que Moisés, al defender a un esclavo judío injustamente tratado, mate al agresor y tenga que huir, pues para casos como el suyo (Moisés era ministro del culto de Osiris) la justicia del Faraón aplica las penas máximas. Se refugia donde otro personaje clave, Jetro, rey de Salem, gran sacerdote e iniciado y padre espiritual de numerosos pueblos nómadas que poblaban los desiertos y tierras entre las civilizaciones de Egipto, Caldea, Babilonia, etc., compuestos por semitas, árabes, etíopes, etc. Estos fueron los judíos, aquéllos que saliendo de su cautiverio en tierras extranjeras de Egipto, se levantan un día y emprenden una gigantesca emigración por el desierto, bajo la guía de un jefe que los sintetiza y encarna, y bajo cuya conducción, como intérprete directo de su dios Yahvé, han de constituirse definitivamente como pueblo elegido, y acceder a un destino que se da en el mismo Moisés, nombre cuya traducción es "El Salvado", y que él imprime a su entorno, al pueblo al que se le ha dado la misión de constituir y dirigir.

Moisés es, pues, conjuntamente, un personaje histórico y un símbolo, como todos los protagonistas de la Historia Sagrada. Es también un ser humano, y al mismo tiempo el receptor de las energías y los mensajes de una entidad sobrehumana, Yahvé, al que adora y hace adorar, cuando no es el propio dios el que actúa directamente. Como ser humano padece por cuarenta años toda suerte de infortunios y necesidades, las más de ellas provocadas por la ignorancia y la bestialidad de los suyos.

Como agente divino aviva y fija el monoteísmo e implanta a fuego su ley, a la que sella con mandamientos. Termina su peregrinaje, y en vista de la tierra prometida deja como herencia La Biblia, de la que escribe los cinco primeros libros, síntesis magistral que fundamenta la vida de un pueblo y de una religión, lo que posteriormente engendrará al cristianismo e islamismo.

La energía asombrosa de Moisés, su diálogo constante con la deidad, la fuerza de sus poderes, transferidos y compartidos con setenta discípulos que conforman el núcleo interno de sacerdotes y sabios, iniciados e iniciadores, a los que entrega la Cábala, hacen posible su sucesión hasta el final de este ciclo. Se cumple pues el Destino que Moisés iniciara y que terminará con la gloriosa venida del Mesías, esperada también por los cristianos e islámicos, y anunciada en todos los textos y tradiciones orales de las culturas unánimes". Introducción a la Ciencia Sagrada. "Programa Agartha”. Federico González Frías y Colaboradores.

jueves, 14 de abril de 2016

Esmeralda

Esmeralda en bruto, más que una piedra es una luz


"Piedra preciosa de color verde que simboliza la esperanza y la visión.
La famosa Tabla, precisamente de esmeralda, que fundamenta la Tradición Hermética      y que está grabada en ese material reza lo siguiente:
1. En verdad, ciertamente y sin duda: Lo de abajo es igual a lo de arriba, y lo de arriba, igual a lo de abajo, para obrar los milagros de una cosa.
2. Así como todas las cosas proceden del Uno, y de la meditación del Único, también todas las cosas nacen de esta cosa Única mediante su emanación.
3. Su padre es el Sol, y su madre la Luna, el viento lo llevó en su vientre, y su nodriza es la Tierra.
4. Es el padre de las maravillas del mundo entero.
5. Su fuerza es perfecta cuando se convierte en tierra.
6. Separa la tierra del fuego, y lo fino de lo grueso, suavemente y con todo cuidado.
7. El sube de la Tierra al Cielo y de allí vuelve a la Tierra, para recibir la fuerza de lo de arriba y de lo de abajo. Así poseerás la luz de todo el mundo, y las tinieblas se alejarán de ti.
8. Esta es la fuerza de todas las fuerzas, pues domina a todo lo que es sutil, y penetra en todo lo sólido.
9. Por tanto, el mundo pequeño está hecho a semejanza del mundo grande.
10. Por ello, y de este modo, se realizarán aplicaciones prodigiosas.
11. Por eso me llaman Hermes Trismegisto, pues yo poseo las tres partes de la sabiduría universal.
12. Terminado está lo que he dicho de la obra del Sol.


Se dice que el vaso del Graal estaba tallado en este material. Asimismo en el Apocalipsis Dios está sentado en un trono de esmeralda (Ap. IV, 3):

El que estaba sentado era de aspecto semejante
al jaspe y a la cornalina; y un
arco iris alrededor del trono de aspecto
semejante a la esmeralda.

Los ojos de la Beatriz de Dante son  "esmeraldinos". Los pueblos náhuatls y los mayas tenían devoción por las preciosísimas plumas del ave quetzal, que poseía ese color y asimismo consideraban sagrada a la piedra jade igualmente verde.

Mencionar también la esmeralda que tenía en su frente Lucifer, el ángel caído".

F.G.F Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos . Esmeralda.

viernes, 8 de abril de 2016

Caterina Sforza, la Virago de Forli

Armadura de Caterina Sforza

Sobre estas líneas la armadura que perteneció a Caterina Sforza, una mujer que fue llamada la "Virago" de Forli, un nombre que en el Renacimiento se aplicaba a las mujeres que se comportaban como hombres cuando las circunstancias lo requerían. Y así sucedió cuando tras el asesinato de su segundo marido no dudó en ejecutar a todos los conspiradores y poniéndose a la cabeza de un ejército de soldados, defender lo que era suyo. También se enfrentó con las armas a las fuerzas vaticanas del Papa Borgia y de su hijo César, quien la mantuvo prisionera en el castillo de San Ángelo.

Caterina era una intelectual que formó parte del entorno de la Academia Platónica de Florencia, siendo su último marido Giovanni de Gianfrancesco de Medici, "El Popular", el gran amor de su vida. Primo menor de Lorenzo de Medici, quien lo adoptó cuando de niño quedó huérfano educándolo junto a sus propios hijos por maestros como Marsilio Ficino o Ángelo Poliziano.

Ambos, Giovanni y Caterina, fueron modelos de Botticelli, apareciendo él como imagen de Hermes en el cuadro de la Primavera, mientras ella encarna a una de las tres gracias.

Sandro Botticelli. La Primavera. 

Hasta nuestros días nos ha llegado un libro de esta dama con recetas y fórmulas magistrales, titulado Experimenti de la Ecc.ma Signora Catereina de Furlii, donde queda demostrado que era perita en lo relativo a las propiedades de las plantas, y a la elaboración de medicamentos, ungüentos, pomadas para la piel y tinturas para el cabello. Son 450 fórmulas las que recoge su tratado. También se han hallado cuadernos con apuntes cabalísticos y signos astrológicos. Por estos conocimientos llegó a ser acusada de brujería, siendo precisamente ese libro suyo la prueba acusatoria.

Caterina fue por tanto una de esas mujeres sabias que han integrado la cadena de la Filosofía Hermética que tan bien fueron representadas en la obra teatral "Noche de Brujas", de Federico González Frías, actuada por la Colegiata en distintos escenarios, de su Teatro de la Memoria.

Caterina Sforza. Fragmento de La Primavera. Sandro Botticelli

"Los Corresponsales de Marsilio Ficino y el entorno femenino de la Academia" (fragmento).

MAD