sábado, 16 de abril de 2011

Sobre el nombre de los ríos

.
.

El río Tigris, que nace en Armenia, debe su nombre a una leyenda relacionada con Dionisos, ya que, según refiere Plutarco, éste, enloquecido por la persecución que sufría por parte de la celosa Hera, quien le odiaba por ser hijo de su esposo Zeus y de la ninfa Sémele, en su huida llegó hasta Armenia donde se encontró con este enorme río, y puesto que le era imposible cruzarlo invocó la ayuda de su padre. Zeus, al escucharlo, le envió un tigre sobre el cual Dionisos avanzó sin peligro. Desde entonces el río, llamado hasta ese momento Sólax, que significa “el que baja” pues desciende desde Araxes hasta el lago de Arsacida, cambió su nombre por el de Tigris en recuerdo de este hecho. Y en cuanto a la iconografía y bestiario simbólicos de Dionisos, esta es la razón de que este animal lo identífique o que a menudo se le represente junto a él, o bien revestido de su piel. Núria

4 comentarios:

Helios dijo...

Querida Núria:
Quería contarte, a raíz de tu escrito, que León de Bizancio relata que en el Tigris se forma una piedra muy blanca llamada mydnán, la cual protege contra las fieras, o es aliada de ellas.
Interesantes relaciones ¿no te parece?
Un beso

Núria dijo...

Querido Helios:

Indagar en las concatenaciones de las cosas es en verdad apasionante y amar el conocimiento de ese lenguaje misterioso un regalo para quien así lo experimenta.

Lo que me dices me recordó algo que me contó una antigua amiga de este blog (Princesa de los Andes) respecto a una planta con forma de corazón que crece en la selva amazónica y que los indígenas usan justamente para dolencias de ese órgano. Al parecer un laboratorio quiso comprar dicha fórmula para comercializarla. El hombre-medicina que se la cedió le dijo al tipo que para que hiciese efecto tenía que cantarle al dios de esa planta una canción tradicional de su pueblo. El tipo alucinó creyendo que aquel indio era un excéntrico y un infantil; el caso es que sólo en ese lugar del Amazonas y bajo ese ritual la planta es curativa.

Gracias compañero por compartir tu pan.
Un beso

Leer el Universo dijo...

Me encanta venir a estas aguas donde siempre se cultiva alguna perla. Como esta leyenda que habla del aspecto pagano y cristiano de Dionisos y su relación con una Geografía Sagrada y significativa.
Un beso.

Núria dijo...

Me alegra mucho lo que me dices, como no podría ser de otro modo, y me parece muy oportuna tu puntualización que indica tu conocimiento del mito de Dionisos que dista mucho de la infantiloide creencia de asociar a esa divinidad, emparentada con Cristo, únicamente con el vino “físico”. Por supuesto que el vino de Dionisos, como aquí se ha dicho en distintas oportunidades, está relacionado con el soma, la “bebida de inmortalidad”, tal y como lo explica perfectamente el gran metafísico francés René Guénon.

Disculpa que no respondiera antes a tu amable comentario.
Un beso.