sábado, 6 de octubre de 2007

LA VIA SIMBOLICA

El símbolo es la huella (o el gesto) visible de una realidad invisible u oculta. Es la manifestación de una idea que así se expresa a nivel sensible y se hace apta para la comprensión. En un sentido amplio toda la manifestación, toda la creación, es una simbólica, como cada gesto es un rito, sea esto o no evidente, pues constituye una señal significativa.

El símbolo no es sólo visual, puede ser auditivo, como es el caso del mito y la leyenda, o absolutamente plástico y casi inaprehensible como sucede con ciertas imágenes fugaces que, sin embargo, nos marcan. En la época actual se le suele asociar más con lo visual, porque la vista fija y cristaliza imágenes en relación con estos momentos históricos de solidificación y anquilosamiento más ligados a lo espacial que a lo temporal.

El símbolo es el intermediario entre dos realidades, una conocida y otra desconocida y por lo tanto el vehículo en la búsqueda del Ser, a través del Conocimiento. De allí que los distintos símbolos sagrados de las diferentes tradiciones –y por cierto también los símbolos naturales– se entretejan y se vinculen entre sí constituyendo una Vía Simbólica para la realización interior.

Lo metafísico, esa región desconocida y misteriosa, se manifiesta en el mundo sensible por intermediación del símbolo. Gracias a éste, es posible el Conocimiento para el ser humano; imágenes y símbolos nos permiten tomar conciencia del mundo que nos rodea, de lo que éste significa y de nosotros mismos.

Federico González y colaboradores. Introducción a la Ciencia Sagrada (Programa Agartha). Symbolos.com/ Núria "Desde mi Ventana", hacia los mares de un mundo simultáneo.

8 comentarios:

H. dijo...

Dicen que "la Inteligencia goza con aquello que la estimula". Creo que entre los miles y miles de blogs que hay disponibles en estos tiempos que nos ha tocado vivir, en los que reina la tontera más absoluta, y en los que se ha escogido descaradamente cebar los egos en vez de alimentar el verdadero Intelecto, no existe realmente nada mejor que el gesto altruista del que señala la salida, siempre por lo más alto, dejando un cabo suelto para que aquel que busca pueda encontrarse. También dicen que "lo más pequeño es lo más bello y lo más difícil de obtener, lo más escaso" por lo que "resulta mucho más raro cuando sabemos que lo hemos tenido desde siempre" (Federico González - "En el vientre de la ballena - Textos Alquímicos"). Apuesto por este blog.

Argantonios dijo...

Con gran alegría descubro este blog que promete grandes aventuras.
Me parece muy oportuno que un blog que quiere ir “hacia los mares de un mundo simultáneo” comience su andadura hablando de la Vía Simbólica, pues la búsqueda hacia el Sí mismo requiere de una didáctica que nos vaya educando en este camino. La definición que se hace de ella me parece de una belleza si par y al mismo tiempo es de una síntesis asombrosa. No se puede decir tanto con tan pocas palabras del símbolo y de su papel como mensajero e intermediario de las “realidades sutiles”.

Enhorabuena por esta “ventana” donde esperamos gozar de la inteligencia; y hablando de mares me acuerdo del antiguo lema de los marineros: “Navegar es necesario, vivir no es necesario”. La vida sino es para vivirla como una aventura no es vida, sino puro vegetar.

Felicidades de nuevo

Pola dijo...

Me gustaría compartir contigo otra gran definición de símbolo que leí en un libro de Gershom Scholem. Decía así:
"El símbolo es una representación expresable de algo que se encuentra más allá de la expresión".
Cuenta Henry Corbin en sus libros sobre la mística sufí una idea muy bella en relación a la vía simbólica. Explica que cada alma debe luchar por la Transfiguración de la Tierra, y que esto comienza con la visión que transforma la tierra y las cosas sobre ella en símbolos. Esta visión restituye el mundo a su pureza paradisíaca, devolviendo cada cosa a su origen y realidad. El sentido literal no es así más que la metáfora del sentido verdadero.
Me alegra encontrar una bitácora con un comienzo tan hermoso y prometedor.
Por cierto, muy bonito el encabezamiento, pues "quien se desplaza familiarmente por el antiguo mundo de los senderos de tierra y mar tiene a Hermes como su dios".
Un saludo.

Sahaquiel dijo...

Antes que nada, agradezco tu visita a mi humilde blog. Me alegra ver que compartimos intereses comunes sobre ciertos temas tradicionales y en la obra de determinados autores como Guénon, F. González, Coomaraswamy, etc.
Sin duda, este extracto del programa Agartha, es un gran comienzo para tu blog.
Suelo decir que los Símbolos son "prismas a través de los cuales podemos ver hasta donde nuestros ojos lo permitan". La vía simbólica escapa a los límites de los métodos discursivos y, por consiguiente, racionales. La comprensión de los símbolos depende de la Intuición Intelectual y sólo puede llegarse a su sentido más profundo a través de lo supra-racional... En fin, es un tema que da para mucho.
Saludos.

S., KYW

Núria dijo...

Queridos amigos: H., Argantonios, Pola y Sahaquiel, antes que nada os doy la bienvenida a este blog y os agradezco enormemente vuestros más que interesantes comentarios con todo lo que eso conlleva de soporte y aliento para seguir construyendo este espacio de comunicación y participación.
También agradezco los correos privados, en especial el de Arlequín, quien nos ha remitido un esbozo de un trabajo de investigación heráldica sobre el que está trabajando y que va a ser una contribución periódica que este joven corresponsal va a hacer en este blog, el cual, estoy segura, nos va a transportar a lugares insospechados.
Este blog no pretende sino navegar por todos los mares, describir paisajes del alma, y transportar a bordo a todos los navegantes que les interese descubrir y explorar tierras vírgenes.
Aquí no se van a forzar nunca las cosas, sino que se tratará de encontrar los vientos favorables que empujen esta nave, imitando así la estrategia de Ulises cuando toma la ruta de vuelta a Itaca, con la única orientación de mantener visible en todo momento a la Polar como guía de su viaje.

Mahatma dijo...

Hermoso post, Núria!

Un placer conocer este espacio. Voy a visitarte seguido.

Saludos!

M.

Núria dijo...

Mahatma: Es para mí muy gratificante que alguien que tiene un blog tan bello y bien construido como el tuyo se haya acercado hasta aquí para dejar tan cálidas palabras, las cuales te agradezco enormemente. Por supuesto cuento con tu presencia en este espacio.
Saludos.
N.

Dédalus dijo...

Buena entrada, Núria. Algo que siempre me agrada es estacionar en esos escritos que parecer ir cayendo irremediablemente hacia el teclado y estar condenados al olvido. Un día tuvieron fuerza, fueron leídos y en ti produjeron una juerga de ilusión cuando le diste a editar. Por eso estoy aquí, y recién leído lo de los símbolos, te dejo un beso y una flor traída (si no desde mi ventana) desde mi alféizar.