domingo, 8 de noviembre de 2009

Oración de Sócrates

.•.


Sócrates y Platón
Opúsculo "Sobre la Fortuna". Pergamino del S. XIII
Obra del monje Mateo París en la Abadía de Saint Alban.
Se encuentra en Oxford,  (Reino Unido)  BL Ms. Ashmole 304 (25 186)

Después de haber mantenido una larga conversación, sentados junto a un río cerca de las murallas de Atenas a donde llegaron dando un largo paseo, Sócrates y Fedro decidieron que debían agradecer a los dioses del entorno el haberles facilitado la inspiración de las ideas a través del viento, la vegetación, el  sonido, la luz, de la que habían disfrutado. Así sucedió:

Sócrates:
¿No estaría bien dirigir una oración a estas divinidades antes de emprender la marcha?

Fedro:
¡Claro que sí!

Sócrates:
"Querido Pan y todos los demás dioses de este lugar. Concededme que llegue a ser hermoso en mi interior y, exteriormente, que todo lo que poseo esté en armonía con lo de dentro. Que considere como rico al sabio y que posea yo sólo la riqueza que un hombre sobrio pueda tener y emplear".
¿Tenemos algo más que pedir, Fedro? Para mí, sin duda, ya he tenido bastante.

Fedro:
Asóciame también a mí esas peticiones; entre amigos todo es común.

Sócrates:
Pues vámonos.


 


No hay comentarios: