viernes, 8 de abril de 2016

Manto de Amapolas sobre la "piel de toro"



Cuando en un tramo del camino aparece una pintura como ésta, uno sólo aspira a que le asistan las Musas y que sean estas diosas, entrenadas en el canto y la música, quienes revelen al mundo el secreto por el cual esa belleza del paisaje confiere un ritmo tan alegre y armonioso a nuestro corazón.

*

1 comentario:

Alice Nolbas dijo...

Hola,
Es un encanto.
¿Donde sacaste esta maravillosa foto?