miércoles, 18 de febrero de 2015

Las Pinturas de Arena de los Navajo. Imágenes de su Cosmogonía. Texto y Video.



Los Navajo son un pueblo indígena que reside al sudoeste de Estados Unidos, los cuales son aún depositarios de un arte ancestral que realizan a través de unas prodigiosas pinturas de arena. Un arte tan bello como efímero con el que dibujan día a día la eternidad.
Las pinturas tradicionales de los Navajo están cargadas de simbolismo y son un medio sagrado y de comunicación con otros mundos, ya que con estas representaciones del arte ritual plasman distintas escenas de su mitología las que junto a las invocaciones, asociadas concretamente a cada una de ellas, sirven al oficiante de la ceremonia para adherirse a la deidad cuyos actos de creación son representados en ellas.

Es así como a través de incantaciones consiguen hacerse con su poder y con ello obtener la curación del enfermo. Efectivamente con estas pinturas de arena, los chamanes, también llamados hombres medicina, manejan ciertas energías tanto celestes como terrestres, las que se encuentran también en plantas, en el viento y en las horas del día o de la noche. O sea que emplean la máxima de la farmacopea tradicional o magia simpática de que "lo de arriba es igual a lo de abajo", para realizar pócimas, ungüentos y otros compuestos con los que consiguen finalmente el equilibrio y la salud del paciente.
En la realización de las pinturas de arena primero se marca el dibujo en el suelo o sobre una madera, luego se rellena con arena mezclada con pigmentos de colores. ¡El resultado es espectacular! Pues especialmente la obra debe ser muy bella, pues sólo si es realmente hermosa el dios se verá seducido por ella y no podrá eludir ni su encanto ni su simpatía hacia aquellos que la realizan.
Un canto Navajo dice así:

"En el Día de la Unidad caminarás en belleza; la belleza caminará frente a ti; la belleza caminará detrás de tí; estarás rodeado por belleza. A través de las bellas enseñanzas de un enviado de Dios, el significado se volverá muy claro. El hombre en esta era ha encontrado muchas maneras de crear belleza. Con estas cosas bellas ahora debemos tener mentes bellas. Con mentes bellas tendremos corazones bellos. Con corazones bellos hablaremos con belleza. El hablar de todos los hombres será bello... Aquellos que hablen bellamente liderarán el mundo y la belleza... El centro de este hablar bello viene de una Montaña Sagrada".


Otro de sus cantos añade:

Es cuando tú nos dibujas que adquirimos contorno.
Cuando tú nos pintas tomamos forma.

Cuando tú nos cantas, adquirimos voz. 
*
*          *



Mandala en una de las pinturas de arena de los Navajos.



Estanatlehi es la diosa del Cielo que creó a la primera pareja del maíz. Siempre es joven, pues muere y renace continuamente. Federico nos dice en su Diccionario, que: "Estanatlehi es la más respetada deidad de los navajos, la Mujer que se recrea a sí misma, ayudante de la humanidad. Madre de los hermanos gemelos Nagenatzani y Thobadestchin."

"Para los navajos, el viento ocupa un lugar central en su cosmogonía como propagador de la existencia, manifestación visible del padre cielo, y como fecundador de la madre tierra por el semen que expresan las lluvias". Federico González Frías. Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos.


Estas figuras de arena, que asemejan el trazo de su propio paisaje, y que reproducen de cientos de maneras, son los Yei, personajes sagrados a través de los cuales los Navajos se comunican con sus dioses. En las ceremonias curativas se les representa portando ramas de pino, hojas de yuca y matracas.



Ver Video
Las Pinturas de Arena de los Navajo. Imágenes de su Cosmogonía.

 

viernes, 6 de febrero de 2015

Salvador Dalí, ilustrador de la "Divina Comedia"


Recogemos esta noticia que nos ha parecido de gran interés. Se trata de una exposición en Lima donde se muestran los grabados que Salvador Dalí realizó para ilustrar una edición extraordinaria de la Divina Comedia, y que según manifestación del propio pintor catalán fue su proyecto más importante. Nada menos que cien grabados escenificando los tres tramos del recorrido del viaje iniciático de Dante; es decir que 34 imágenes corresponden a su paso por el infierno, 33 más al recorrido por el purgatorio y 33 al paraíso.

Las pinturas fueron realizadas durante casi cinco años (de 1960 hasta 1964) y se publicaron con el texto de Dante traducido al francés, en seis volúmenes. La muestra se encuentra exhibida en el Centro Cultural Inca Garcilaso de la Vega, y aunque se clausura mañana 7 de febrero de 2015, se reabrirá nuevamente desde marzo hasta mayo en el templo Coricancha (templo dorado, en quechua) de Cuzco.

Estas que siguen son algunas de las bellas e intensas ilustraciones de quien se consideraba el último pintor del Renacimiento. 


Comienzo de un largo viaje...





Mi guía entonces extendió las manos... (Infierno VI)





Intimidóme entonces más el precipicio...  (Infierno XVI)



Pronto, pronto, gritó, híncate de rodillas: ese es el ángel de Dios... (Purgatorio II)

¿Qué tienes que todavía estás mirando a la Tierra? (Purgatorio XIX)

Con las alas abiertas estaba delante de mi la bella imagen... (Paraíso XIX)




Había vuelto a fijar mis ojos en el semblante de mi señora... (Paraíso XXI)



Imagen de la exposición en Lima que en los próximos días se traslada a Cuzco, como antes ha estado en Paraná y Bogotá entre otras ciudades hispanoamericanas.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Emblemática Alquímica. "La Copa de Hermes"

Un clásico de la iconografía hermética, en donde se describe
el proceso alquímico que se produce durante el 
viaje iniciático
.