jueves, 16 de abril de 2015

El Perfume y el Maquillaje en el Antiguo Egipto



La flor del naranjo: el azahar; la madreselva, el jazmín, la hierba buena y todas las plantas y maderas aromáticas emiten un lenguaje embriagador que, captado a través del olfato, nos trasporta instantáneamente a otro espacio recóndito de la memoria y del Ser.
¿Por qué nos ocurre tal cosa? 
¿De dónde procede esa virtud? 
Yo, al menos, lo desconozco.

En cuanto a los hábitos cosméticos del Antiguo Egipto sí podemos decir que éstos han dado lugar a varios trabajos de investigación descubriéndose la composición de algunos maquillajes. Una información histórica y de patrimonio arqueológico que desvela la sofisticación y refinamiento que poseían, hace más de 4.000 años, los egipcios. En dichos cosméticos y perfumes se mezclaban esencias florales junto a minerales y materias grasas, que guardaban en preciosos tarros, todo lo cual desvela su gusto y elegancia además de conocimientos profundos sobre las virtudes de los distintos elementos que no sólo eran útiles para el embellecimiento, sino que también poseían efectos terapéuticos. 

Efectivamente papiros médicos constatan en dichos cosméticos la presencia de auténticas recetas medicinales las cuales eran empleadas para proteger la piel o los ojos contra ciertas enfermedades de la época, lo que demuestra el dominio de la técnica y de la mezcla de pigmentos naturales, esencias y metales. Y todo ello complementado con un gran número de accesorios tales como espejos, aplicadores, peines o preciosas horquillas.

Las composiciones cosméticas egipcias formaban parte de las ofrendas y cultos funerarios, y eran una forma de presentarse ante los dioses que acompañaban al difundo en su viaje post morten. 

A continuación algunas escenas y objetos de tocador.


Belleza y sofisticación en Egipto



Nefertiti, considerada la mujer más bella del mundo












 Perfumarios usados por damas egipcias




No hay comentarios: